jueves, 10 de abril de 2014

Habermas, Jurgen (1992). La reconstrucción del materialismo histórico, Taurus Humanidades, Madrid, pp. 131-180.


Señala que trabajara con el materialismo histórico como una “teoría de  la evolución social”, que en razón de su condición reflexiva, es informativa  para los fines de la acción política y que, bajo ciertas circunstancias, se puede unir con una teoría y una estrategia revolucionarias (131). Para Habermas, la teoría del “desarrollo capitalista” de Marx es una teoría complementaria en el materialismo histórico[1].
El texto se estructura en torno a: 1) un examen crítico de los conceptos y los supuestos  fundamentales del materialismo histórico; 2) para señalar las dificultades de la aplicación de las hipótesis; 3) una formulación de una propuesta teórica abstracta que se haga cargo de esas limitantes; 4) y señalará lo que puede aprender de proposiciones concurrentes:

I

            En esta parte trabajará con dos conceptos fundamentales: “trabajo social” e “historia del género humano”. Trabajo en Habermas es una noción que implica un modo de producción y de distribución, que requiere como actividad el trabajo y la comunicación.

1)     “El trabajo socialmente organizado es la forma específica en que los seres humamos, a diferencia de los animales, reproducen su vida” (132)
a)     Habermas señala que si se quiere dar cuenta del intercambio entre el organismo y el medio, este se debe hacer desde la perspectiva de la perspectiva de los procesos de intercambio de materia (ibídem). Si se quiere dar cuenta del intercambio desde la perspectiva  del modo humano de vida resulta importante hacerlo desde los procesos de trabajo. Lo decisivo: “el aspecto sociológico de la transformación de materia con arreglo a fines y según las reglas de acción instrumental” (133).
b)     Producción en Marx constituye dos dimensiones: 1) acciones instrumentales de individuos aislados (el trabajo como relación natural); 2) la cooperación social de individuos diversos (el trabajo como relación social[2])  
c)      De ahí se desprende que, un “modo de producción” aparece ligado a un “modo de cooperación” que es en sí mismo una “fuerza productiva”.
d)     “Las acciones instrumentales de los distintos individuos muestran una racionalidad final, esto es: están coordinadas en relación con el fin productivo. Las reglas de la acción estratégica, según las cuales se produce la cooperación, son una parte necesaria del proceso de trabajo” (ibídem)
1.       Habermas amplía la noción de economía: “un sistema que regula socialmente el trabajo  y la distribución  es  lo que llamamos una economía” (133).
Al igual que el trabajo, la distribución de los productos del trabajo está organizada socialmente. Las reglas de la distribución no se refieren a la elaboración material o a la aplicación, adecuadamente coordinada de medios, sino a la vinculación sistemática de aspiraciones o intereses recíprocos. “El reparto de productos acabados requiere, por tanto, unas reglas de interacción que se puedan  desligar  de las situaciones concretas y establecer  como normas reconocidas o como reglas de la acción comunicativa en el nivel de la comprensión lingüística”
2.       Habermas busca problematizar si es que el trabajo social caracteriza suficientemente la forma de reproducción de la vida humana.  Para desarrollar este problema, recurre a la evidencia aportada por la antropología que se refiere al proceso de  Hominización. La conclusión a la que llega Habermas es que: “[la] hominización está determinada por la interconexión de mecanismos de desarrollo orgánico y culturales” (134). Por los procesos de mutación en la antropogénesis, correspondientes a aspectos “morfológicos” y  a las realizaciones activas de adaptación de las hordas de homínidos. “Al comienzo del camino hacia el homo sapiens esta forma mixta, orgánico cultural, de evolución cede el terreno a una evolución exclusivamente social. Para Habermas, la “exogamia” tiene una dimensión fundamental: posibilita la diferenciación intraespecífica. Esta diferencia es la base natural de una diversificación cultural que  se manifiesta en la “multiplicidad de procesos sociales de aprendizaje

2)    El concepto de trabajo social en relación al conocimiento antropológico arranca más atrás en la escala evolutiva. Son los homínidos y nos los seres humanos los primeros en distinguirse de los antropoides. Estos: a) disponen de armas y herramientas (técnica); b) cooperan de acuerdo al principio de la división del trabajo (organización cooperativa); c) se reparten colectivamente el botín (reglas de distribución). “La creación de medios de producción y la organización social, tanto del trabajo como de la distribución de los productos de este, reúnen las condiciones de una forma económica de la reproducción de la vida” (135
a)     “El concepto marxista de trabajo social es apropiado, por tanto, para la delimitación dela forma de vida de los homínidos frente a los primates, pero no explica la reproducción específicamente humana de la vida” (136). Habermas da cuenta de la especificidad de los humano en el paso de un sistema de integración de jerarquía unidimensional” o sistema de estatus, a la estructura familiar por uno de roles, que implanta la estructura familiarística: el establecimiento de un sistema de parentesco basado en la exogamia. 
b)     “Con esta diferenciación por razón de la división del trabajo surgió una exigencia nueva de integración, es decir, la necesidad de un intercambio controlado entre los dos sistemas parciales”. El paso a la estructura familiarística permite que el adulto masculino del grupo cazador ocupe una posición (estatus) en la economía (grupo de cazadores) y en los sistemas de integración y socialización (la familia): a) integra las funciones del trabajo social con las funciones de alimentación de los hijos; b) coordina las funciones de la caza masculina con las de recolección femenina.

3)    “Podemos hablar de producción de la vida humana alcanzada por el homo sapiens una vez que la economía de la caza complementada con una estructura social familiar” (137):
Esto permitió el paso del “sistema animal de status que, en el  caso de los antropoides ya descansa sobre interacciones simbólicamente transmitidas, por un sistema de normas sociales que presupone lenguaje.  “Tan sólo cuando un mismo individuo puede concentrar distintas posiciones de status e individuos distintos pueden ocupar el mismos status  se hace posible un intercambio socialmente regulado entre sistemas parciales funcionalmente especificados”. 1) El status en una jerarquía unidimensional animal se basa en la fuerza, en al capacidad física; el orden de estatus en una jerarquía multidimensional. Se basa en el “reconocimiento intersubjetivo de expectativas normativizadas de comportamiento” (ibídem). 2) Esto implica una moralización de los motivos de la acción.

Para que esto suceda, se debe cumplir:
a)     Los roles sociales presuponen que los participantes en  la interacción no solamente se apropian la perspectiva de los otros participantes (como se da ya en al interacción transmitida simbólicamente), sino que también puedan intercambiar la perspectiva del participante con al del observador (1937-138)
b)     Los roles sociales únicamente pueden construirse cuando los participantes en la interacción disponen de un horizonte temporal que trasciende las consecuencias reales e inmediatas de las acciones (138)
c)      Los roles sociales han de ir unidos con mecanismos de sanción si quieren controlar los motivos de la acción de los participantes (ibídem)
Estas tres condiciones en las estructuras del trabajo y del lenguaje han “”llevado a la forma de reproducción específicamente humana de la vida y con ello, a la situación que de origen de la evolución social. Trabajo y lenguaje son más antiguos que el ser humano y que la sociedad.
-          El concepto de trabajo social precede al desarrollo de la comunidad lingüística y esta al desarrollo de al  desarrollo del sistemas sociales de roles. La forma de vida específicamente humana surge cuando unimos el concepto de trabajo social y el principio de organización familiar.
-          La estructura de actuación de roles determinan una etapa nueva del desarrollo con respecto a la estructura del trabajo social: las reglas de actuación comunicativa, “las normas de acción con validez intersubjetiva y aseguradas de modo ritual” (139)
-          La producción y la socialización son fundamentales para la reproducción de la especie: “la estructura social familiar que orienta tanto la integración de la naturaleza exterior como de la interior”




II

Marx vincula el concepto de trabajo social con el de la historia del género humano. Esto quiere decir que la evolución natural en el ámbito de una sola especie puede proseguirse por otros medios: “a través de la actividad productiva de los mismos individuos socializados”. “Los seres humanos reproducen su viuda por medio del trabajo social, producen, al mismo tiempo, sus relaciones vitales materiales, su sociedad y el proceso histórico en el curso del cual transforman a la propia sociedad y a los individuos” (139) “El concepto de modo de producción”  ofrece la clave para la reconstrucción de la historia del género humano.

a)     Modo de producción: “cierto estadio de desarrollo de las fuerzas productivas y por forma determinadas de la circulación social: relaciones sociales de producción.
b)     Las fuerzas productivas consisten en: a) la fuerza de trabajo de las personas activas en la producción (productores); el conocimiento técnicamente valorable (se puede transformar en medios de trabajo y técnicas de producción que intensifican la productividad); c) el conocimiento organizativo, moviliza, cualifica la fuerza de trabajo y coordina la cooperación de los trabajadores dentro de la división social del trabajo. Las Fuerzas productivas determinan el grado de disposición posible  sobre los procesos naturales
c)      Relaciones de producción: son aquellas instituciones y mecanismos sociales que determinan en qué medida se pueden combinar las fuerzas de trabajo con los medios de producción disponibles en una situación determinada de desarrollo de las fuerzas productivas. a) la regulación de los medios de producción; b) las formas de control de la fuerza de trabajo, determinan la distribución de la riqueza producida socialmente.  “Las relaciones sociales de producción son la expresión del reparto del poder social”
d)     Las relaciones sociales establecen un modo de distribución de posibilidades socialmente aceptadas de satisfacción de necesidades y predeterminan la estructrua de intereses existente en una sociedad.

El materialismo histórico parte del supuesto de que “fuerzas productivas” y “relaciones sociales de producción” no varían independientemente unas de otras, sino que construyen una estructura: a) se corresponden recíprocamente; b) producen un número finito de etapas de desarrollo de analogía estructural; c) que dan como resultado una serie lógica y ordenada de modos de producción.            
La interpretación ortodoxa distingue cinco modos de producción: el primitivo (hordas preculturales y sociedades tribales); el antiguo (descansa sobre la propiedad esclavista); feudal, capitalista y socialista. Luego se agregó el asiático.
Apreciaciones de Habermas:
1)      El materialismo histórico no tiene por qué aceptar ningún sujeto genérico en el que se realice la evolución. Los titulares de la evolución son, más bien, las sociedades y los sujetos de acción que en ellas están integrados (141). Es decir, “comunidades autogeneradas, superiores e intersubjetivas”
2)      Si separamos la lógica y la dinámica del desarrollo: el modelo de una jerarquía de estructuras cada vez más amplias (reconstruibles racionalmente) y sus procesos con los que se desarrollan los sustratos empíricos, no tenemos por qué exigir unilinearidad, necesidad, continuidad o inflexibilidad de la historia. Tenemos, por el contrario, “Estructuras generales de carácter antropológico muy profundo, que se han formado en la fase de hominización y que determinan el resultado de la evolución social” (141-142). Que se han formado: a)el potencial cognitivo y motivacional de los antropoides; b) se ha transformado y organizado bajo condiciones de comunicación lingüística.  Estas estructuras describen el “ámbito lógico en el que pueden realizarse construcciones estructurales más amplias” El cómo, cuándo y dónde se producen: “depende de condiciones marginales contingentes y de procesos de aprendizaje observables empíricamente
3)      Cuando hablamos de evolución nos referimos a procesos acumulativos que permiten reconocer una dirección. La categoría de “división social del trabajo” es importante. Por ella Marx entiende: “los procesos de diferenciación sistémica y de integración de sistemas parciales funcionalmente especificados en un nivel superior: “procesos que intensifican la propia complejidad y capacidad de gobierno de una sociedad” (143).Reparos a la complejidad como criterio de orientación socioevolutivo:
-           La complejidad des multidimensional: a) en relación a su alcance; b) interdependencia; c) variabilidad; d) a sus capacidades de generalización; d) integración y re-especificación.
-          No existe ninguna relación inequívoca entre la complejidad y el mantenimiento de la existencia.
-          La reproducción de la sociedad no se mide en relación a  su tasa de reproducción, sino con relación a la determinación segura de cierta identidad normativa fija de la sociedad, de una vida que se interprete culturalmente como “buena” o como “soportable”. (143)
III
           
La relación entre dos supuestos del materialismo histórico: 1) el teorema de la sobreestructura y 2) la dialéctica entre fuerzas productivas y relaciones de producción.
1.       La formulación más famosa del teorema de la superestructura: “En la producción social de su vida, los hombres entran en relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una cierta etapa de desarrollo de las fuerzas materiales de producción. El conjunto de esas relaciones de producción constituye la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se erige una superstructura jurídica y política, a al que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona la totalidad del proceso vital, político y social”  En esta cita de Marx, Habermas señala que “las fuerzas y las relaciones de producción constituyen una estructura económica que determina a todos los otros sistemas parciales de la sociedad” (144).
-Una variación del Teorema de la sobreestructura es elc aso de los marxistas hegelianos que, negando la idea de determinación estructura en niveles, oponen una forma de la superestructura que adopta una dependencia de tipo concéntrica de todas las manifestaciones sociales respecto a la estructura económica en la cual ésta se comprende como esencia que alcanza la existencia en las manifestaciones observables. (145)
-la dependencia de la superstructura en relación a la fase se identifica con fuerza en las situaciones de crisis, durante el cual una sociedad pasa a un nivel nuevo de desarrollo. “No se refería Marx a una especie de constitución ontológica de la sociedad, sino a la función directiva que corresponde a la estructura económica en la evolución social” (145)
-La igualación entre base y “estructura económica” es sólo válida en el sistema capitalista. Las relaciones sociales de producción quedan determinadas según la función que cumplen en: a) regular el acceso a los medios de producción; y b) al reparto de la riqueza social. “Es únicamente en el capitalismo cuando el mercado, además de su función de orientación, también se apropia la de regular las relaciones de clase, donde las relaciones de producción aparecen como tales y toman una configuración económica”. (146).
-“este núcleo institucional, en torno al que cristalizan las relaciones de producción, determina una cierta forma de la integración social. [Entendiendo por ello, junto con Durkheim] a “el afianzamiento de la unidad de un mundo vital social en tono a los valores y las normas” (146)  

2.       “En un cierto momento de su desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones sociales existentes de producción o, lo que no es más que la expresión jurídica del mismo fenómeno, con las relaciones de propiedad, dentro de las que se habían movido entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones pasan a convertirse en obstáculos. Se abre entonces una época de revolución social. Con el cambio de las base económica se transforma, más o menos rápidamente, el conjunto de toda la enorme superestructura” (Marx) (146). El proceso de producción se entiende como “una unidad, de forma que los seres humanos extraen de sí mismos las relaciones de producción a través de las fuerzas productivas” (146). En el caso de Stalin, Plejanov y Engels este surgimiento aparece caracterizado como un “modelo instrumentalista de acción” (147)
–partiendo de la separación de la acción comunicativa de la esfera de la actuación instrumental y estratégicas conjugadas en la cooperación social. En relación a esa proposición, el teorema de la superestructura se entiende como:  a) Existe un mecanismo endógeno de aprendizaje que cuida el crecimiento espontáneo del conocimiento valorable técnica y organizativamente y de su transformación en fuerza productiva; b) Un modo de producción se encuentra en situación de equilibrio cuando corresponden el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción; c)La expansión de las fuerzas productivas, originada de modo endógeno, hace aparecer discoincidencias estructurales entre estos dos órdenes; d) Produciendo desequilibrios en los modos de producción concretos.
-  El mecanismo de aprendizaje postulado implica el crecimiento de un potencial cognoscitivo.
-  La introducción de formas nuevas de integración social requiere de un conocimiento práctico-moral, no técnico-evaluativo. “Esta sustitución no precisa de una extensión de nuestra capacidad de control sobre la naturaleza exterior, sino de un conocimiento que se materializa en las estructuras de interacción. “Una extensión de la autonomía social frente a la naturaleza interior, que nos es propia” (147)
-la expansión de las fuerzas productivas es un mecanismo generado de problemas y que origina pero no lleva a cabo una transformación de las relaciones de producción y una innovación evolutiva del modo de producción.
-“El crecimiento endógeno del conocimiento es también una condición necesaria de la evolución social” (148)
Balance:
o   Los problemas sistémicos que no se pueden resolver sin innovaciones evolutivas se originan en la esfera de la base de una sociedad
o   Un modo de producción correspondiente más elevado que implica una nueva forma de integración social que cristaliza en un núcleo institucional nuevo
o   Un mecanismo endógeno de aprendizaje cuida de la acumulación de potencial cognoscitivo que se puede utilizar para resolver los problemas sistémicos causantes de la crisis
o   Este conocimeinto únicamente puede aplciarse con la consecuencia de una expansión delas fuerzas productivas
El materialismo histórico respodne esta pregunta (la del cómo): por medio de conflictos sociales, por medio de la lucha de clases. La respuesta de Habermas: “el género humano en cuanto tal no aprende solamente en la dimensión del conocimiento técnicamente valorable –decisivo para la expansión de las fuerzas productivas-, sino también en la dimensión de la conciencia práctico moral –fundamental de las estructuras interactivas-. “Cierto que las reglas de la actuación comunicativa se desarrollan como reacción a los cambios en el ámbito de la actuación instrumental y estratégica; pero, en ese desarrollo, siguen una lógica propia” (149)

IV

            Reconstrucción sucesivo de modos de producción. Presentará las ventajas e inconvenientes, para luego presentar una propuesta de solución.
1.      Ventajas
a)     Clasificación y periodización pro las fuentes de energía más importantes que se han de utilizar y las materias primas
b)     Otra propuesta está dada por las formas de cooperación. Sin embargo no es posible reconstruir la evolución social siguiendo el hilo de la organización dela fuerza de trabajo, del mercado o de la división social del trabajo. “Estos procesos aumentan la complejidad de la organización social; pero ninguno de tales fenómenos nos indica de antemano cuándo uan forma nueva de organización, un medio nuevo de comunicación, una especficación funcional nueva, implican la expansión de las fuerzas productivas” (151) Habermas propone, “determinar los modos de producción en conexión con las relaciones de producción y analizar los cambios de complejidad de una sociedad como una consecuencia de un modo de producción”
2.      Dificultades. Lo decisivo aquí es el punto de vista de cómo se regula el acceso a los medios de producción.  El marxismo acepta seis modos de producción:
1)      En las sociedades primitivas (modo de producción de la comunidad primitiva): el trabajo y la producción se organizan por el modo de parentesco, no existe una cceso privado a la naturaleza o a los medios de producción
2)      En las primeras civilizaciones (Mesopotamia, Egipto, Chin antigua, india antigua y América) (modo asiático de producción): propiedad estatal del suelo, administrada por burócratas en alianza con militares, sacerdotes
3)      Grecia, Roma y otras sociedades mediterráneas: Terrateniente privado y señor despótico dueño de esclavos y asalariados, en el marco de una economía doméstica y ciudadano de una comunidad política en la ciudad-estado o en el Estado.
4)      Europa Medieval: dominación feudal, apoyada en el latifundio privado, dividido por señores vinculados con prestaciones de servidumbre
5)      Capitalismo:  la fuerza de trabajo se convierte en mercancía, la vinculación se da en el marco de productores libres y asalariados, vinculados jurídicamente por un contrato resguardado institucionalmente por el Estado.
Este esquema tropieza con problemas en relación a las formas mixtas y al estatuto de la transición: a) en términos de las estructuras complejas e intermedias; b) y la ordenación lógico del desarrollo de las estructuras:
a)     No está completamente claro cómo es posible distinguir la sociedad paleolítica de la neolítica en función del mismo modo de producción de la comunidad primitiva.
b)     La controversia en torno al modo asiático de producción
c)     Las dificultades que plantea la clasificación del feudalismo
d)     Cómo se puede distinguir las civilizaciones arcaicas de las desarrolladas
e)     Controversia en relación a las teorías de las sociedades posindustriales y del capitalismo organizado por otro-
f)       La clasificación de las sociedades capitalistas de transición.

V

            El concepto de modo de producción no es lo suficientemente abstracto para dar cuenta de los universales del nivel social de desarrollo. Se puede establecer comparación en el plano de: a) la regulación del acceso a los medios de producción; b) la compatibilidad estructural de estas regulaciones con el estadio correspondiente de desarrollo de las fuerzas productivas. Para marx la clave de la lectura está en el paso de al de la propiedad comunal al de al propiedad privada, que marca la formación de la sociedad de clases.
            La propuesta de Habermas es Identificar “principios sociales de organización” de elevada abstracción, entendiendo por ello “aquellas innovaciones que son posibles a través de estadios de aprendizaje reconstruibles según la lógica del desarrollo y que institucionalizan un nuevo nivel de aprendizaje de la sociedad (152).  Un principio de organización consta de regulaciones abstractas que en la formación social por él determinada se podrán acomodar varios modos de producción. La estructura económica tendría que estudiarse: a) los modos de producción que en ella han establecido una unión concreta; y b) en términos de aquella formación social que pertenece al modo de producción en cada caso (155).
-          Los principios sociales de organización se pueden caracterizar por medio del núcleo institucional que determina la forma dominante en cada caso de integración social.
-          Los procesos de aprendizaje socioevolutivo no se pueden atribuir ni a la sociedad ni al individuo. Cierto es que el sistema de la personalidad realiza el proceso de aprendizaje de la ontogénesis y, en cierto modo, son  únicamente los sujetos socializados los que aprenden (156). Este proceso discurre en etapas:
1.      Etapa de interacción simbólica: el hablar y el obrar aparecen limitados en el marco de un modo de comunicación único determinado de forma imperativa
2.      Etapa del discurso prepositivo diferenciado: se separar por primera vez el hablar del obrar
3.      Etapas del discurso argumentativo: se toma en consideración las aspiraciones de validez que unimos a los actos lingüísticos.
-          En la pretensión de distinguir los niveles de la integración social parece recomendable una separación entre: a) estructuras generales de la acción; b) estructuras de la imagen del mundo; c) estructuras del derecho institucionalizado y de las ideas morales vinculantes. En relación a ello, distingue:
1.      Sociedades del neolítico: a) sistemas de acción convencionalmente estructurado; b) imágenes míticas del mundo, limitadas por el modo de acción; c) regulación jurídica de los conflictos desde puntos de vista preconvencionales
2.      Primeras civilizaciones:  a) sistema de acción convencionalmente estructurado; b) imagen mítica del mundo, separada del sistema de acción y con una función legitimadora con respecto al titular de  la posición de dominación; c) regulación de conflictos desde el punto de vista de una moral convencional¸ vinculada a la figura representativa de la dominación que es legislativa y jurisprudencial.
3.      Civilizaciones desarrolladas: a) sistema de acción convencionalmente estructurado; b) ruptura con el pensamiento mítico, construcción de imágenes racionalistas del mundo; c) regulación de los conflictos desde el punto de vista de una moral convencional independiente de la persona concreta del titular de la dominación.
4.      Modernidad: a) esferas de acción posconvencionalmente estructuradas: diferenciación de una esfera universalmente regulada de acción estratégica (empresa capitalista, derecho civil); b) doctrinas de legitimación universalmente constituidas (derecho natural racional); c) regulación de los conflictos desde el punto de vista de una separación estricta entre legalidad y moralidad

VI.

            Ejemplo de cómo hacer fructífera la teoría de la evolución social.
1.      Las sociedades de clases se constituyen en el contexto de un orden político. Teorías sobre el origen del estado.
a)     La teoría de la superposición
b)     La teoría de la división del trabajo
c)     La teoría de la desigualdad
d)     Teoría de la irrigación
e)     Teoría de la densidad poblacional
“ninguna de estas teorías diferencia entre problemas sistémicos, que sobrepasan la capacidad de dirección del sistema de parentesco, y el proceso de aprendizaje evolutivo que explica el cambio hacia una forma nueva de integración social.
-          Es posible distinguir etapas de desarrollo en al ontogénesis de las capacidades de conocimiento y acción  (niveles de aprendizaje que especifican las condiciones de los posibles  procesos de aprendizaje)
-          Las facultades de aprendizaje generadas en algunos miembros y que acaban integrándose al sistema de interpretación de las sociedad por medio de procesos modelo de aprendizaje
-          “las sociedades pueden aprender de un modo evolutivo siempre que utilicen el potencial cognoscitivo contenido en las imágenes del mundo a fin de transformar los sistemas de acción.
-          La implantación de un principio nuevo de organización significa el establecimiento de un nuevo nivel de integración social.
2.      Esquema explicativo del origen de las sociedades capitalistas:
a)     El fenómeno necesitado de explicación: el surgimiento del orden político, el paso de la función de integración social desde las relaciones de parentesco al de la dominación.
b)     La interpretación teórica del fenómeno: una posición de dominación justifica el ejercicio del poder legítimo. La legitimidad no se puede fundamentar solo en la autorización a través de un status de parentesco, ya que encuentra su límite en poder político del señor. “El poder legítimo cristaliza en torno a la función de la adjudicación y en torno a la posición del juez, una vez que el derecho se ha reorganizado de modo tal que cumple los requisitos de la moral convencional” (163). El poder legítimo toma la figura del poder de disposición sobre los medios de una adjudicación convencional.
c)     Fin explicativo. El surgimiento del Estado puede explicarse por medio de la estabilización eficaz de una posición judicial que permite la regulación consensual de conflictos de acción en la esfera de la moral convencional.

Esquema explicativo en detalle:
1.      La situación de origen
2.      Problemas sistémicos especiales
3.      Experimentación de estructuras nuevas
4.      Estabilización por medio de la  constitución de un sistema
5.      Surgimiento de las estructuras de clases
6.      Expansión de las fuerzas productivas

3.      Dxfdsf



[1] Para afirmar esto señala que sólo en dos partes Marx se refiere al materialismo histórico: en la primera parte de la ideología alemana y en el prólogo del 1 de enero de la crítica de la economía política.  Esto daría la impresión de que constituye en una guía heurística.
[2] Cooperación de varios individuos con independencia de las condiciones, la forma y los fines.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario