lunes, 16 de diciembre de 2013

Casals, Marcelo. (2011). El alba de una revolución. La izquierda y el proceso de construcción estratégica de la “vía chilena al socialismo”. 1956-1970. Santiago, LOM, 290 pp.





Introducción:
La vía chilena a socialismo se inserta dentro del “El fenómenos general de creación política” (5) generado en una situación de crisis. En el caso Chileno, la crisis del modelo industrializador-desarrollista de los gobiernos radicales, culmina con el ibañismo en 1952.

“el agotamiento de un modelo de sociedad, por lo general, activa la capacidad creativa de las distintas vertientes de pensamiento político, traduciéndose en la generación de diagnósticos, propuestas y ejecuciones de sistemas creados con el explícito fin de cambiar el rumbo de los procesos criticados que, según el prisma de pensamiento que se utilice, deviene en situaciones intolerables aunque susceptibles de ser modificadas. Los resultados de esta reflexión se puede aprehender bajo los rótulos de “planificaciones2 o “proyectos globales”, noción medular para la comprensión de la novedad radical de estos fenómenos” (6)

El concepto de Proyecto Global es construido por Mario Góngora[1]: la sucesión de tres planificaciones globales (La Revolución en Libertad, DC; La vía Chilena al socialismo, UP; La dictadura militar)  tienen la característica de atacar la tradición y la idea de estado, caracterizadas por una fuerte carga utópica, que aspira contra la idiosincrasia nacional y la tradición estatal; b) son influencias foráneas: social/cristianismo, Marxismo, Neoliberalismo)

Apreciaciones del autor:
a)    Los proyectos políticos elaborados no son estáticos: estos fueron progresivamente modelándose ty reconfigurándose en virtud de  las cambiantes influencias y coyunturas que incidieron en las características de las planificaciones globales. Para considerar la historicidad de los fenóemnos políticos es necesario considerar a1) referentes internacionales imperantes; a.2) las ondulantes corrientes de pensamiento de cada sector; a.3) periódicas y disímiles luchas electorales que configuran el ordenamiento del sistema de partidos y su equilibrio de fuerzas.
b)    No son construcciones unívocas y monolíticas. Los conglomerados como fuerzas heterogéneas presentan disputas y diferencias en su interior: es necesario considerar las percepciones disímiles de los diferentes actores involucrados en cada sector.
c)    Los proyectos globales no deben considerarse como inherentes a determinados sectores sociales o políticos, sobre todo la bases de apoyo. “Los intentos de aplicación proyectual nos hablan de momentos en donde distintos actores sociales confluyeron en ciertos diagnósticos y medidas de cambio social, agrupando fuerza necesaria para el menos intentar la consecución de sus objetivos”(8)
Contexto que rodeó la construcción estratégica de la “vía chilena al socialismo”: a) la posición del horizonte revolucionario como una posibilidad a realizarse. “la revolución, realizada, inminente o posible[2]; b) ethos transgresor y cultura juvenil contestataria; c) la hegemonía del marxismo-leninismo: “los distintos escenarios de esos años fueron asumidos e interpretados mediante el prisma ideológico marxista-leninista” (9)

Diagnóstico del autor:

a)     El orden capitalista debía ser erradicado, por cuanto era pensado como un sistema articulador para la reproducción continua del régimen de explotación en perjuicio de los trabajadores;
b)    En su reemplazo era necesario u orden social igualitario, en donde la solidaridad y la justicia social se constituyesen como ejes rectores del nuevo sistema (la sociedad comunista utópica)
c)    El PS y PC tempranamente comenzaron a elaborar interpretaciones divergentes dentro de este esquema hegemónico, lo que a poco fue traduciéndose en una importante discrepancia estratégica(9). Esta situación se complejiza cuando con posterioridad se suman nuevos actores creadores que plantearon modelos alternativos de avance revolucionario. . Esto “desembocó en la coexistencia de dos líneas de acción contradictorias, que al momento de llevar a la práctica el ideario izquierdista dificultó la consecución de los objetivos planteados” (10)
d)    La Unidad Popular fue doblemente derrotada. Por un lado, las ambigüedades y contradicciones generadas en el proceso mismo de construcción del proyecto a analizar, devinieron en divergentes actitudes ante la oportunidad única de, desde el Ejecutivo, llevar a cabo las tareas revolucionarias fijadas de antemano. A pesar de la figura aglutinadora de Allende y de la carga teórica de sus planteamientos, el esfuerzo transformador se disipó en distintas direcciones, lo cual redujo en una importante medida las posibilidades de su éxito. “Bajo un ambiente polarizado, toda opción revolucionaria requiere necesariamente de una línea clara y unívoca de acción” (10). Por otra parte, fue derrotado por la oposición, nacional e internacional (10).

El objetivo del libro es revisar la dimensión de la construcción estratégica de la vía chilena. Para dar cuenta de esta divergencia de línea, se referirá como “Izquierda sistémica” para “referirse a los sectores que propugnaron la participación institucional como camino revolucionario adecuado a la realidad nacional (PC, sector moderado del PS y el Allendismo);  “izquierda rupturista”, para referirse a “todos aquellos sectores que construyeron planes de acción tendientes a la destrucción del orden constitucional como condición necesaria para la creación del sistema socialista” ( PS-MIR(10)

Tesis:
“desde el modesto Frente Nacional del Pueblo de 1952, hasta la victoriosa Unidad Popular de 1970, la construcción proyectual fue realizada en base a una férrea unión, hecha posible gracias a la continua opción sistémica de sus principales referentes. Más allá de que algunos asuman retóricas rupturistas, la participación institucional de comunistas y socialistas fue ininterrumpida durante los tres lustros estudiados, acabándose sólo con la modificación estratégica de alguno de sus componentes bajo la dictadura de Pinochet a inicios de los 80’” (11) . En ese sentido, se observa una “disociación entre discurso rupturista y práctica sistémica”

Hipótesis:
“las tensiones, los debates, las concesiones y las diferencias entre estos polos creativos, en su conflictiva síntesis, serán la verdadera fuente desde donde nacerá la “vía chilena”. No se trata, entonces, de la imposición unilateral de un conjunto de líneas de acción ni tampoco la victoria discursiva de una sensibilidad en particular. El rasgo que caracterizará a todo este periodo será el de “creación colectiva”, lo cual implicará también la presencia de unas serie de elementos ambiguos y contradictorios que marcarán al resultado final” (13) “Así, la vía chilena al socialismo puede ser concebida como un camino de cambio social altamente revolucionario, no debido a la consecución de sus objetivos sino a la originalidad de sus planteamientos, siendo una verdadera “revolución estratégica” (13)

Periodización:
1)    Periodo creativo (1956-1962): .se sentan bases programáticas
2)    Periodo conflictivo (1962-1967)
3)    Periodo radicalizado (1967-1970)
Revisión Bibliográfica:
Crítica a Walker, Jobet: Carecen de un análisis de conjunto, sólo se centran en el PS
Crítica a Furci: considera que sólo el PC es el creador de la vía chilena al socialismo
Moulian: Es el más explicativo en su análisis: acuña el término de “Empate catastrófico”

Primera Parte. El periodo Creativo. Reacomodo y reformulaciones, (1956-1962)
Capítulo 1.- Condiciones y elementos de los primeros esbozos revolucionarios.
El inicio de la construcción estratégica de la izquierda viene aparejado a un “reordenamiento profundo de sus fuerzas y planteamientos” (21). Sus objetivos fueron: a) retomar el protagonismo en la esfera política y social; b) iniciar procesos de reunificación de sus fuerzas y de c) construcción de alianzas; d) sumado a la reformulación teórica y posicionamiento ate la coyuntura. Los desafíos fueron: a) desplegarse la impronta populista de Ibañez, como b) de la proscripción y persecución de sus fuerzas. 

El contexto da cuenta de dos tendencias importantes: a) progresiva apertura de canales inclusivos de participación política y b) el carácter tradicionalmente sistémico de la izquierda chilena convergerán en una institucionalización del quehacer partidario.

1.-La izquierda fragmentada. La crisis de los 40’ y 50’
El FP y su victoria en 1938 implicó: a) la inclusión dentro del sistema institucional tanto de comunistas como socialistas y;  b) su consolidación como organizaciones nacionales.

PS: Crisis ideológica y orgánica:
1941: Escisión Partido Socialista de Trabajadores,  1944: Parido Socialista Auténtico (Marmaduque Grove); 1948: Partido Socialista Popular. 1950’ un sector del PSPS decide apoyar a Carlos Ibáñez del Campo, con la oposición de Allende quienes se van al PSCH. El sector de allende dentro del PSCH entabló conversaciones con el PC para la construcción del Frente Nacional del Pueblo (FRENAP) y la candidatura de allende a la presidencia en 1952.  

PC:
a) Desde temprano idea una línea frentepopulista de alianza amplia y tareas modernizadoras y democratizadoras. Esta línea se ve apoyada desde el VII Congreso de la Komintern, en la que Jorge Dimitrov, proponía: “Crear sobre la base de un Frente único Proletario un amplio Frente Popular Antifascista”, aunque no siendo un gobierno de dictadura proletaria permita aplicar medidas contra el fascismo y la reacción. 
b) adhesión irrestricta al movimiento comunista internacional

-1989: Ley de defensa de la democracia: El Pc se divide en dos líneas: Luis Reinoso y Galo González. El reinosismo se planteó la necesidad de organizar la resistencia armada contra Gabriel Gonzáles Videla.  Galo González: “programa de emergencia”,  reconquistar la legalidad, reiserándose en el sistema político mediante la generación de alianzas amplias.  (24)

2.- Política de Unidad. Del FRENAP al FRAP.
a) La elección del camino sistémico del PC y b) la presencia de sectores socialistas favorables a la alianza entre ambas colectividades, posibilitaron al creación del FRENAP en 1952. (24)
Programa del FRENAP: Objetivo[3], “profundización del programa frentepopulista de 1938, recargado de tintes democratizadores y reformistas. : a)  “propiciar la independencia económica, a través de la nacionalización de las riquezas básicas del país como el cobre y el salitre en manos del imperialismo; b) industrialización de la estructura económica, sobre todo la agro-industria. Para ello buscaban: el fin de latifundio, mediante ua reforma agraria; y una “amplia política salarial, culturales, de salud, vivienda y educación”

-XV Congreso General del PSP, Octubre de 1953: Raúl Ampuero: Justificó actuación apoyando al ibañismo, pero bregó por la unidad de “fuerzas populares, nacionales y progresistas”
-PC, Galo Gonzáles[4]: ofrece trabajo en común
-EL PSP, nuevo secretario general: Aniceto Rodríguez: Rechaza el apoyo

-El antecedente de la política de convergencia de PS-PC: “comités de enlace contra la represeión” y la lucha contra la “Ley maldita”
-FRENAP, quedó compuesto por: “PSP. Demócrata del Pueblo, Democráticao Socialista de Chile, del Trabajo y Comunista”
-Acta de Constitución del FRAP el 26 de febrero de 1956. Conviven las líneas de “Frente de Liberación Nacional” y al de “Frente de Trabajadores”. ¿Cuál predominó?
à   Hegemonía del PS: (Jobet, Walker, Alejandro Chelén); predominio PC: FURCI, Pablo Rubio, Corvalán)
è  Una síntesis: (El autor y Arrate y Rojas)
“es un fenómeno más complejo y contradicorio, que hace coexistir una composición social e ideológica ‘estrecha’, de inspiración socialista, y una política y programa ‘amplios’ de línea PC”[5] (30)

3.-Reunificaicón Socialista (1957) y relegalización comunista (1958)
-Revuelta de la Chaucha, 1957:

Posición del PC: (anomia)
“creo que está claro que en las luchas callejeras de los primeros días de abril participaron muchos de estos trabajadores, jóvenes políticamente atrasados y que no pocos de ellos sin suficiente claridad, ni orientación, creyendo que actuaban bien, hicieron cosas que no debieron hacer o no ayudaron a aislar y aplastar a los provocadores y delincuentes que soltó el gobierno para tratar de desviar y desprestigiar este movimiento popular”[6]

Posición PS: (potencialidad)
a)     Dejaba en evidencia el formidable empuje revolucionario de las masas en acción
b)    Esto apoyaba la de idea de la construcción del socialismo en base a los sectores populares.
c)    Sin embargo, la desarticulación dejaba en evidencia “la carencia absoluta de una vanguardia capaz de orientar y conducir esta rebeldía”   
-Las elecciones municipales de abril de 1956 significaron un avance
-6 y 7 de julio, Congreso de Unidad  Socialista.

4.-Contexto Institucional de la reestructuración sistémica de la izquierda.
Inclusión participativa de la izquierda: refuerza la estabilidad global del sistema político y dela autoridad, puesto que engrosa la representatividad del sistema. Para Moulian, entre 1932 y 1973 el sistema presentó las siguientes características: a)  alternancia de la autoridad, mediante competencia regulada; b) representatividad social en el sistema institucional; c) accesibilidad igualitaria a los recursos; d) la existencia de organizaciones partidarias en concordancia con los principales sectores del país.

-1931: Obligatoriedad de la inscripciónà crecimiento electoral: ejs. 10,55 elecciones parlamentarias a 22,8% en las municipales de 1963. Esto llevó a  que al ser prescindibles las alianzas con el centro para obtener representación institucional, el sistema se rigidizara.

5.-Consecunecias del reordenamiento político: Allende, las elecciones de 1958 y el nuevo espíritu de la izquierda.
-1957: “La Convención del Pueblo” Programa: a) democratizar el el sistema político, quitándole atribuciones al ejecutivo entregándoselas al legislativo, b) reforma a la legislación electoral, derecho a voto desde los 18; d) desarrollo económico equilibrado e igualitario con una activa participación estatal, nacionalización de riquezas básicas, a los grandes monopolios y fomento de la Reforma Agraria[7]
-allende alcanzó el 28,9% de los sufragios, por debajo de Alessandri con un 31,6%

Lecturas de estas elecciones: Para los sistémicos representaba la validez de la opción institucional; para el PS, ratificaba la viabilidad de la alianza exclusivamente proletaria con exclusión de radicales[8].

Capitulo II. La creación Estratégica. Inicios de los Choques Discursivos.
a)    Reformulación práctica de las estructuras partidarias de la izquierda marxista
b)    Renovación de las líneas estratégicas
c)    Hegemonía del Marxismo como teoría de captación de la realidad.
Frente de Trabajadores à República Democrática de Trabajadores
Frente de Liberación Nacional à “vía pacífica”

Diagnóstico del capitalismoà caracterización de la revoluciónà Estrategias políticas a seguir.

1.-Nacimiento de las líneas estratégicas:
1947, Programa redactado por Eugenio González: nace como crítica al etapismo de la revolución y plantea la necesidad de acortar etapas de favorecer un cambio revolucionario de carácter socialista. Se caracteriza al capitalismo como dependiente y semi-feudal, que dará a la burguesía un carácter de clase parasitaria, por lo cual no estaba capacitada de iniciar un proceso de transformación porque estaba asociada a las mismas clases que debía confrontar. Por lo cual, la revolución de carácter socialista debía llevar adelante la a) socialización de los medios de producción; b) mientras que por el otro lado, cumplir con los objetivos inconclusos de la Burguesía Loca, como c) la reforma agraria,  d) la industrialización, e) y al liberación nacional.

1955: XVI Congreso General del PSP, “La situación económico-.social y las tareas de la revolución chilena”:
Critica al  colaboracionismo durante el Frente Popular y el Gobierno de Ibáñez. Plantean la necesidad de iniciar cambios revolucionarios inmediatos. El Estado cumplía un rol central, “gestor principal de estos impulsos en tanto vocero del interés de las fuerzas progresistas” .

Partido Comunista: Frente de Liberación Nacional”[9]
1950: Galo González, Programa de Emergencia: a) llevar adelante en una política de alianzas amplias, la tarea de la revolución democrático-burguesa. Posibilidad de alianza con: burguesía nacional progresista, antioligárquica, antiimperialista y antifeudal. Con “hegemonía proletaria” para llevar adelante las tareas más profundas del FP y evitar que los sectores medios “traicionen al pueblo”.
a)    Reforma al sistema político: democratizar la toma de decisiones y aumentar la  inclusión del mundo popular en sus estructuras
b)    Reorientación profunda de la economía: terminar con la estructura pre-capitalista de explotación en el campo y la ciudad, modernizándolos
c)    El Estado tiene un rol central en este proceso.

2.-Las definiciones de la Revolución:
 Crítica del PS al PC:
a)    Dada su adhesión irrestricta a la URSS carecía de una caracterización de la realidad local y de una factibilidad suficiente, al adecuar las categorías de la ortodoxia a la realidad chilena
b)    Crítica al proceso revolucionario como una sucesión de etapas

1953: Waiis, Oscar. Nacionalismo y Socialismo en América Latina.
Para el PS la única clase revolucionaria por antonomasia era el proletariado (XV congreso del PSP)
1957: Salomón Corbalán, “El partido socialista” à dos argumentos: el capitalismo periférico y la burguesía como clase parasitaria.
Para instaurar el socialismo en Chile es necesario:
a)    Acelerar el crecimiento de todos los sectores del proceso económico
b)    B) con el objeto de que lleguen a su total desarrollo y
c)    Generen las contradicciones necesarias que provoquen el cambio del sistema
d)    Con una burguesía incapacitada de generar esto, es el proletariado con sus vanguardias los encargados de realizar dicho proceso.
1959: Informa XVIII Congreso del Partido Socialista, Salomón Corbalán: “revolución democrática de trabajadores”, “una revolución donde el poder pasa de manos de la burguesía a manos de la clase trabajadora en un sentido amplio” y en donde varios de los a realizar “son coincidentes con aquellos de la revolución democrático-burguesa, pero que son imposibles de realizar por la misma burguesía”. La alianza con la burguesía, se contempla como una “imposición”[10]

1962: La profundización dela línea de Frente de Trabajadores[11]:
a)    Debía orientarse hacia el socialismo, en la medida e que se pretendía crear las condiciones necesarias para la transformación radical de la sociedad capitalista
b)    Se la definía como antiimperialista, dado por la aspiración de nacionalización de las riquezas nacionales
c)    Como antifeudal, abolición del latifundio y reforma agraria
d)    Clasismo, hegemonía de la clase rabajadora
e)    Democrático, “a la ampliación de la soberanía popular”
f)    Profundamente humana, animada por lo fundamental del socialismo: la dignidad del hombre
g)    Americano: presencia de rasgos comunes en el continente-

PC: Revolución democrático-popular y enfatizaba la dirección proletaria del proceso. Habrá pluralidad de partidos en el país, compartiendo el ejercicio del poder” fomentando a la vez, “que, junto al Parlamento, vayan creciendo als formas de democracia directa susceptibles de asegurar en el futuro el desarrollo hacia el socialismo”[12]

3.-Debate sobre la alianza. La problemática burguesía criolla-.
Las conclusiones del PC y el PS sobre su “participación en el Frente Popular –en alianza con el PR- condición junto a los elementos propios de la lectura de la realidad del marxismo, la visión y papel que estos atribuyeron a la burguesía y su lugar en el proceso revolucionario (52)

PS: visión negativa del rol de los radicales en el gobierno y en la alianza; por el contrario, el PC creía que el error no estuvo en “la alianza de la clase obrera y la burguesía” “sino en que socialistas y comunistas marchaban muy dispersos y a veces en verdadera guerra fratricida”

PS: En su XVI Congreso del PSP, ratificaba la tesis de la alianza de la burguesía con la oligarquía[13]. El Ps construye a partir de la concepción de la burgue´sia y las limitaciones del sistema democrático republicano de la historia reciente. Para los socialistas desde los 20’ se venía experimentando una creciente apertura. Para el PS, “la política centrada exclusivamente en los sectores de trabajadores de la sociedad del Partido Socialista, entonces, respondería  alas “crisis definitiva de la experiencias centristas” que “señala la frustración histórica de nuestra burguesía nacional” (54)

Para el PC, los aliados eran todos aquellos que entraran en contradicción con: imperialistas y oligarcasà “frente Democráticpo de Liberación Nacional”, sobre la base de una capa “amplia y flexible”. La tarea del PC fue identificar a los sectores que tenían intereses convergentes con los trabajadores[14]

4.-Las discusiones sobre los caminos. La vía pacífica y la insurgencia armada
La discusión estratégica tendrá un antes y un después de la revolución cubana.

-XX congreso del Partido Comunista de la URSS: “desestalinización” del comunismo: a) críticas a las prácticas represivas de Stalin, b) Internacional: política de coexistencia pacífica; c) Intervención de A.I. Mikoian, “la vía pacífica”[15], pne en el centro del problema el “problema de las vías nacionales y la transición socialista”

-La absorción de esta tesis comenzará desde el X congreso del PC en abril de 1956[16]: trazando la perspectiva de la “conquista del poder por una vía no armada” (61); planteando la necesidad de profundizar el régimen parlamentario, visto como más adecuado para la estrategia de la vía pacífica y la urgencia de una reforma agraraia.

-El PC rechaza la tesis maoísta de las “dos piernas”: la integración simultánea del juego institucional y la perspectiva de un movimiento insurreccional organizado.  Primer momento de la creación: Desde 1957 la vía pacífica al socialismo por parte de los comunistas se comienza a argumentar[17], Segundo momento, Corvalán[18] desarrolla en profundidad esta temática, abordando el problema de las alianzas. Corvalán: a) diferencia “vía pacífica” con “vía democrática” en tanto la  vía violenta es también democrática  en virtud de los objetivos de lucha. Corrigió a quines utilizaban la “vía violenta” y la “vía revolucionaria”, puesto que el camino pacífico presentaba también un alto potencial revolucionario. Diferenció también la vía pacífica  del uso exclusivo de la legalidad y del sólo juego parlamentario, ya que el objetivo último  era precisamente que “el movimiento obrero y popular rompa con le lastre del legalismo y se guíe, antes que por las leyes y al Constitución dictadas por  la burguesía, por sus propios intereses” (64). Señalaba la necesidad de conquistar el poder por el ejecutivo, antes que por el parlamento… la vía pacífica “presupone lucha de clases y no colaboración de clases, no una coexistencia amigable entre explotadores y explotados, ni la renuncia del derecho a tomar las armas si ello fuere necesario” (64)
Se desprendían dos aspectos conflictivos: 1) el apego a una formulación estratégica apegada a los lineamientos soviéticos, resguardada sobre el margen de las vías nacionales; 2) el rol y lugar de la violencia en la el proceso de transición. Corvalán no rechazaba la violencia, sólo la estrategia de la insurrección general. Como bien señala Casals, “existía a este respecto un continua indefinición en su uso dentro de las etapas avanzadas de la construcción socialista, llegándose sólo a formular vagas y breves elucubraciones sobre la presencia latente del camino violento y las posibilidades concretas de adoptar con éxito esa línea” (65)[19]

-la vía pacífica pudo desarrollarse no solamente como negación de la insurgencia general, sino también como expresión de una estrategia global de “movilización de masas”[20] y de “democratización” del sistema político (66). En ese imaginario lo electoral, tendría el rol de ser “un instrumento de liberación” que vendría a ser capaza de crear las condiciones para realizar cambios de fondo en la estructura económica y política del país”[21]

5.-El nuevo paradigma: la revolución Cubana y su influencia en las creaciones estratégicas de la izquierda marxista.
Efecto de la Revolución cubana:
a)    Cuestionaba la noción leninista de la revolución, que recomendaba esperar la maduración de las condiciones objetivas y subjetivas para iniciar la revolución
b)    El hecho de que la base de apoyo se sostuvieses en el campesinado
c)    La crítica implícita de los guerrilleros a los partidos comunistas latinoamericanos
d)    La tesis de la construcción de la vanguardia a partir del Foco revolucionario y no al revés.  

Distintas formas de asimilar la revolución Cubana por Socialistas[22] y comunistas[23]
Para el PS, la revolución cubana demostró  la “ruptura de los esquemas de la Unidad Nacional, de colaboración de Clase, que barrió con la idea de fortalecer la revolución democrático burguesa”. Para los socialistas, esto demostraba que era necesario “buscar el enfrentamiento de la clase trabajadora con la clase enemiga sin propiciar el entendimiento o la vía pacífica”.
En otros términos  para el PS esto ratificaba su tesis de “Frente de Trabajadores” (la exclusión de la burguesía de la alianza y la necesidad de que el proceso de revolución democrática fuese conducido por los trabajadores)

Las críticas más elaboradas las formularán Waiss[24], Chelén[25] y Corbalán[26] .

El cambio de paradigma “generó un discurso sistemático y definido, pero carente de la riqueza y de la historicidad que expresara el modelo anterior. En la fase leninista, al decir de Moulian, el PS construyó un Universo semántico autónomo que no [dio] cuenta de los significados operantes de la realidad”[27]. Esto se expresó en una tensión continua entre “teoría rupturista y práctica sistémica” (76)

El curso leninizador se posibilitó desde el XX congreso del PCUS.

Capítulo III. Síntesis de las discrepancias.
1)    El análisis internacional de las fuerzas en pugna
2)    La validez o falsedad de impulsar cambios estructurales e al perspectiva del socialismo mediante la “vía pacífica”

1962:-XII congreso del PC se ratifica la política de la “vía pacífica”
1961:-XI Congreso de los Andes PS, se reafirma la línea de “Frente de Trabajadores”

Porblema PC-PS: Declaración a la prensa de Raúl Ampuero sobre las conclusiones del XII congreso del PC: sus “dificultades teóricas y su orientación moscovita”
-Orlando Millas, responde desde el siglo
-Ampuero replica
-respuesta del PC, Luis Corvalán.

“La polémica socialista-comunista”, Santiago, Prensa Latinoamericana, 1962.

2.-ataques y defensas al papel dirigente de la Unión Soviética.
-La importancia de este debate pasa en la medida en que de la caracterización del escenario internacional se desprenden las tácticas nacionales: “la concepción del proceso revolucionario mundial condicionaba en gran parte el diagnóstico de las sociedades nacionales” (83)[28]

-La posición del PS: a) los socialistas basándose en el principio de autodeterminación de los pueblos plantean que cada país y pueblo deben escoger los caminos adecuados a su realidad para la construcción del socialismo; b) con esto niegan el rol rector del movimiento comunista internacional de la URSS, se niegan a “aceptar el mando único ideológico o siquiera una determinada hegemonía nacional en el resto del planeta” (83)

-La respuesta de Millas: a) los comunistas están de acuerdo con el principio de autodeterminación de los pueblos; b) lamentan la confusión de las “leyes generales de los procesos sociales con el típicamente “imperialista” concepto de “hegemonía risa””; c) resaltan el carácter pacifista y disuasivo del “pacto de Varsovia” en un contexto de Guerra Fría.

-La respuesta socialista: cuestiona la idea del mundo dividido en campos, en el sentido del peligro de subordinar la lucha de clases de cada país  a la lucha de bloques.

3.- En torno a la “vía pacífica”
El argumento de fondo del PS al cuestionar el rol rector de la URSS, era cuestionar la estrategia de la “vía pacífica” como el resultado de a) una aplicación de la línea dogmática de la URSS; o b) como la adecuación a la estrategia internacional de la URSS.

4.- la crítica de Waiss:

La crítica de Waiss se sostenía en:
a)    La presencia del imperialismo
b)    La presencia del ejército
c)    La contradicción con la necesidad de proyectar la conflictividad del pueblo, dado que loa dormecía
d)    La responsabilidad del socialismo chileno al aceptar como viable la transición al socilaimos

La falta de una teorización  completa y autónoma sobre las vías revolucionarias estuvo en la base de todas estas problemáticas (91)

Conclusiones sobre la fase creativa, y la polémica del 62 en específico:
a)    La generación de matrices estratégicas de largo aliento por parte de las dos principales colectividades de la izquierda chilena que, a pesar de sus vacíos, divergencias y confusiones, lograron iniciar y mantener un diálogo continuo y directo
b)    Los tópicos principales de la polémica radicaban en: a.1) el problema de las vías; a.2) la amplitud de las fuerzas y las alianzas; a.3) los referentes internacionales
c)    Esto redundó en que la discusión y el debate teórico-ideológico puso más el acento en los modos más que en los fines[29].
d)    Es notoria la ausencia de una crítica rupturista articulada y masiva, garantizando las práctcias sistémicas de la izquierda.

Segunda parte. El periodo Conflictivo. Derrotas, quiebres y querellas. 1962-1967.

Capítulo IV. Retórica y conductas en la perspectiva de las elecciones presidenciales de 1964. La convergencia estratégica.

El desarrollo dela creación estratégica de la izquierda había observado –siempre en el plano teórico- la posibilidad de romper con sus “prácticas sistémicas e intentar la toma del poder mediante la violencia popular”. Estas tendencias fueron acalladas por: a) la victoria discursiva de las tendencias institucionalistas de la izquierda, b) como de  las altas expectativas que comenzó a generar la cercanía de las elección presidencial de 1964, c) favoreció la convergencia de ambos sectores en la figura de Allende.  El contexto electora favoreció la moderación discursiva con miras a ampliar la base de apoyo del candidato del FRAP. Los sectores rupturistas a si bien en un comienzo no significaron una amenazada dado por la rusticidad de su crítica, la derrota del FRAP en las elecciones del 64 favorecerá el decante y agrupamiento de distintos sectores disconformes y permitirá dotar de un mayor grado de elaboración teórica a la apuesta de ruptura.

1.-La opción sistémica. Los inicios de la campaña de 1964.
1962: El FRAP en la reunión de las vertientes decide llevar un candidato único del sector. Y no negociar el candidato del sector. Se consideraba eventualmente la cooptación de la opción de la burguesía.
1963: Elecciones de regidores.
1962: la DC: René Fuentealba, se refirió de manera explícita a la posibilidad de una alianza electoral con la Izquierda, a raíz de las conversaciones sostenidas por el PADENA con el FRAP. El PC se mostró ambivalente ante tal posición, reconociendo tendencias progresistas al interior de la DC. El PS, cerró toda posibilidad de entendimiento ante la caracterización de la DC como fiel expresión de la clase dominante[30]
26 y 27 de enero de 1963: asamblea presidencial del pueblo, proclama a Allende como candidato del FRAP (PS, PC, Democrático Nacional, Radical Doctrinario, La Vanguardia Nacional del Pueblo y la Alianza Nacional de Trabajadores)

2.-Legitimaciones del camino elegido:

PS:
1964: Raúl Ampuero: Justifica la participación en las elecciones “en la medida que la victoria en als urnas sería la consolidación de un proceso revolucionario de larga duración y no el reconocimiento a las potencialidades de la lucha dentro de los marcos institucionales”[31]. En esta justificación la violencia era el complemento de la lucha electoral, dado que se asumía la elección como un momento de lucha de clases y no de paz[32]. Para el autor, “esta elaboraciones estratégicas no tenían por objeto fomentar las tendencias rupturistas que por entonces crecían en la izquierda, sino más bien revestir con ropajes revolucionarios antisistémicos a la participación institucional de las fuerzas populares y, de este modo, aliviar los conflictos que la dicotomía entre teoría y práctica posiblemente generaría. La violencia, en este sentido, no era entendida como el único camino posible para la toma del poder, sino una como reacción legítima ante las acciones que podría emprender el enemigo derrotado” (104)
PC:
“No se apelaba a una legitimación del medio utilizado en función de coyunturas específicas, sino a la adecución del trabajo sistémico permanente en relación a sus objetivos revolucionarios” (105)[33]
Los argumentos de Corvalán: supuesto: el sistema democrático-burgués puede dejar de responder a los intereses de la clase dominante. Esto se posibilitaría mediante una estrategia de “liberación nacional” que pese electoralmente. El freno a la clase dominante derrotada se frenaría por el peso de la mayoría social conseguida y del arraigo de las “tradiciones democráticas”, sumado al aislamiento y el debilitamiento de los enemigos del proceso.
-La variación importante en el discurso de Corvalán es el lugar de “la movilización de masas” como fundamento de la legitimidad revolucionaria de la estrategia  (106). En ese sentido, se debía aprovechar todas las formas de  lucha, descartando la “guerra civil” y la “insurrección general”, utilizándose para eventuales “cambios de actitud del enemigo”.

3.- El nacimiento de las críticas rupturistas. La vanguardia Revolucionaria Marxista.
Vanguardia Nacional Marxista + Partido Revolucionario Trotskista = Vanguardia Revolucionaria Marxista.  
-Proviene de grupos escindidos del PC, como el “Movimiento 2 de abril” de 1957.
-1963: trabajan con sectores descontentos de la Federación Juvenil Socialista y de las Juventudes Comnistas
-Su periódico: “el Rebelde”
-La crítica a la “vía pacífica” se basa en la ausencia de ejemplos históricos internacionales.,  considerando la institucionalización de la izquierda un obstáculo para la realización del socialismo en el país y desmoviliza al pueblo.
-La VRM apoya al FRAP, por cuanto: “la vía electoral para las masas no ha caducado” por lo que “esta carta debe jugarse completamente (…) hasta que aparezca la coyuntura histórica que permita dar el salto”
Resultados de las elecciones de regidores:  FRAP, 29,5% y la DC 22,7%.
Análisis del resultado para la VRM: las elecciones, en todo sistema democrático-.burgués, sólo son, cuando mucho, “un barómetro del grado de conciencia política de las diversas clases sociales”, y no un camino que conduzca a la victoria (108).
-Crítica al artículo de Corvalán: espíritu colaboracionista y apaciguador, como resultado de los intentos del PC por ampliar las alianzas sociales y políticas con el fin de hacer posible la victoria electoral. (109)

4.-La campaña presidencial. Debates, fracturas, irrupciones y esperanzas.

PS:
XX Congreso del PS: a) orientación estratégica con respecto a las vías; b) la marginación de los grupos disconformes[34].
-La VRM calificó este hecho como: “la victoria de la línea sistémica, personificada por Raúl Ampuero y su equipo tradicional e ideológicamente rudimentario”
- Se organiza la fracción de Concepción de la Federación Juvenil Socialista, ajo el periódico “Revolución”. Son expulsados y se unen a la VRM.

El naranjazo, permitió el anticipo de la Derecha que apoyó a la DC en las elecciones de 1964 en las que finalmente ganó la DC.

Capítulo V. La radicalización tras la derrota. Agudización de las contradicciones estratégicas.
Tras la derrota los esfuerzos de las colectividades fueron orientados a calmar las filas y asegurar la continuidad de la línea y la lucha por los objetivos. La derrota fue leída como el triunfo de las practicas anticomunistas y censurables de las DC, evitando un movimiento de autocrítica más profundo.

-El XXI Congreso del PS à radicalización y viraje hacia la izquierda.
- XIII Congreso PCà Continuidad de la dirección y de la línea aplicada, desplazando el problema de las vías al de las alianzas

1.- Consecuencias inmediatas del fracaso.
Se cuestiona al interior del FRAP: el carácter de la campaña, la vía escogida, el futuro de la unidad de la izquierda y las posibilidades de la institucionalidad.
PC :
-La reacción inmediata tras la campaña fue de un confuso optimismo: Editorial del siglo del 5 de septiembre[35], posición ratificada en el pleno del comité central del PC[36].-  Para el PC si bien el pueblo no conquistó el ejecutivo, las elecciones significaron una a) profundización de las organizaciones de izquierda y b) una profundización de sus planteamientos dentro de la conciencia ciudadana.
En ese sentido, para el PC la victoria de Frei no significaba: “la finalización de una línea estratégica determinada. La derrota solo implicaba la postergación del momento de aplicación del proyecto de cambio social, sumado al inicio de una necesaria reflexión interna dirigida a identificar los problemas y dificultades que el partido había experimentado y, de esa forma, corregirlos y presentarse de mejor manera en las próximas contiendas electorales” (123)
-En esa misma línea se abordó una declaración del FRAP que salió por esos días[37]

 PS:
Raúl Ampuero[38] señaló que la derrota fue producto de a) las malas artes de la DC y b) el haber avalado el carácter popular de la DC. Ampuero señala que la DC ganó por el apoyo de la oligarquía y que su capacidad de aplicar las reformas estaría dificultada por su constante necesidad de abrirse a la izquierda, por cuanto su masa electoral era circunstancial. Ante aquello, e3l PS debía seguir con su línea de alianzas restringidas propias de la estrategia de Frente de Trabajadores.

-Se organiza el grupo Espartaco en el PC (pro-chino), liderado por el senador Jaime Barrios, los cuales fueron expulsados del PC en 1964.

-Pleno del PS convocado en Diciembre de 1964: se criticó la retórica excesivamente moderada y el excesivo carácter sistémicos que demostraron sus prácticas

-Para el PC: a) después del naranjazo el espíritu de chantó; b) se erró además en el modo de difundir los planteamientos del FRAP; c) la falta de eficiencia en el uso de los recursos de campaña[39]. En ese sentido, “las posturas comunistas derivadas del análisis crítico de la campaña presidencial, a diferencia de la sensibilidad socialista, no atacaron su sentido general sino la forma de llevarlo a cabo” (126). Enfático fue el PC, para éstos en la línea política había demostrado ser justa y el desafío no era cambiarla sino que enriquecerla[40].

-1965: elecciones parlamentarias.

-PS:
Manuel Espinoza Orellana[41] y Hugo Zemelman[42]

2.- Radicalización socialista y moderación comunista. Las vías, las alianzas y la unidad.
-XXI Congreso de Linares entre el 26 y 29 de Junio: Triunfo del ala de izquierdaà 1) críticas a las posiciones sistémicas de la dirigencia partidaria y  aceptación de la retórica rupturista, 2) reflexión sobre la naturaleza del partido gobernante.

1.-
-Declaración de Adonis Sepúlveda: a) los principales responsables habían sido las cúpulas del partido, que habían desfigurado los principios revolucionarios en pos de una institucionalización paralizador; b) a la burocratización y c) al escepticismo resultante de la política reformista practicada[43]; d) a Allende, porque ayudó a aumentar el caudal reformista.
-se cuestiona además la lectura del XX Congreso de Concepción, sobre las elecciones y el contexto pre-electoral.
-esta posición de  Lineares no implicaba aun rechazo a las elecciones, sino “una orientación revolucionaria de la participación electoral, funcional al impulso de las masas a la lucha revolucionaria” (136)

2.-
La DC dio éxito a un discurso reformador como un intento de contener el avance electoral de la izquierda, tomando las principales demandas del FRAP (sindicalización campesina, nacionalización de las materias primas y reforma agraria). Para el autor, este aspecto fue fundamental en la radicalización del socialismo, al hacer necesaria una clara diferenciación de diagnósticos y fuerzas que redundó en el rescate de un esquema leninista esquemático y ortodoxo.  Y por otra parte, al desactivar “las prácticas y mecanismos de negacioanción y transacción, favoreció la polarización del sistema político”

-se agrega el análisis estructural de la imposibilidad de la DC como representante de la burguesía prasitaria, de llevar a buen puerto cambios estructurales.

PC:
XIII congreso nacional en Santiago: El problema para el PC dejó der ser el de las vías y pasó a centrarse en: “la unidad de los partidos marxistas” y el de las “alianzas con otras fuerzas”. (139)

è  Radicalización interna de la DC: Planteamientos de Jacques Chonchol y Julio Silva Solar sobre la “sociedad comunitaria” (los terceristas)
-El Pc hace un lalamdo a los sectores progresistas de la DC y a los católicos.
“tanto las conclusiones de Linares como las del XIII congreso comunista se constituyeron en la matriz teórica de una creciente divergencia estratégica entre ambas colectividades” (142)

3.-Fundación del MIR
4.- Las tensiones PC-PS. El intercambio de misivas de 1966.
a) discordancia estratégica PC-PS
b) crítica mirista.
-1966: La tricontinentalà Organización de Solidaridad para África, Asia y América Latina. y la OLAS (Organización Latinoamericana de Solidaridad)

-represión del 11 de marzo de la mina del teniente: muerte de 11 obreros y 30 heridos.

Capítulo VI. La exacerbación de la retórica rupturista y la continuidad de las prácticas sistémicas.
La distancia retórica entre los miembros frapistas no significó un peligro grave para su continuidad, explicado por una aplicación práctica de los discursos extremistas quedando los anhelos insurgentes a nivel de discurso. Ejemplo: las elecciones municipales der 1967.
Los choques estratégicos al interior del bloque socialista se generaron por:
a)    La continua izquierdización del Radicalismo
b)    El debate sobre las alianzas y la inclusión sistémica de los sectores radicalizados
c)    XXII Congreso del Partido Socialista (Chillán)
d)    Renovación del arsenal teórico del MIR.

1.- En torno a la ininterrumpida inclusión sistémica. Las elecciones municipales de 1967.
-Para la izquierda rupturista (PS): La victoria en las elecciones municipales de 1967 fueron procesadas por la izquierda como un avance en la penetración de las posiciones revolucionarias en la conciencia ciudadana.
-Para los sistémicos (PC), el énfasis estuvo puesto no en el tema de las vías sino de las alianzas[44] en al cual la tarea principal seguía siendo el preparar a las masas para la revolución.
-Crítica del MIR al límite de las elecciones, expresado por Dantón Chelén[45]: a) inexistencia de referentes históricos victoriosos; b) límite y naturaleza de la institucionalidad y el aparato estatal; c) la presencia constante y vigilante del imperialismo norteamericano y su ascendiente en la estructura capitalista del país.[46]
La crítica del MIR invertía el argumento del PC y señalaba que las prácticas sistémicas “dañarían los niveles de combatividad obrera”

-El PS con posterioridad al XXI Congreso de Lineare (1965), entrevista de Adonis Sepúlveda a Punto Final: “no hay salida dentro de la institucionalidad burguesa” (…) “la vía institucional es un camino falso para la conquista del poder”. Para el PS, las elecciones se constituían en un “vehículo de agitación y propaganda que fomenta la insurgencia revolucionaria del pueblo”[47]

-la victoria en los comicios del 2 de abril de 1967, fueron leído como un avance de la línea combativa e intransigente del PS[48]

-la derrota dela DC, favoreció el decante de una posición progresista (los terceristas) y la “vía no capitalista de desarrollo” que llegó a la dirección de la DC en 19667: Rafael Gumucio (Terceristas, rebeldes y la juventud de la DC)à favoreció un viraje a la izquierda y al aceleración de los proyectos de  “ley de reforma agraria” y lka “ley de sindicalización campesina” y el “proceso de reforma conducido en UC por Miguel Ángel Solar” (164)

2.-La izquierda y los radicales. Nuevos debates en torno a las alianzas.
-El radicalismo se vuelca a la izquierda presidido por Baltra
-La posición del PC sobre las alianzas y al necesidad de retomar la impronta frentepopulista[49], acentuando los rasgos propios de la apuesta: a) la burguesía no es capaza de encabeza los procesos revolucionarios, pero hay sectores de ellas que están en contradicción con el imperialismo; b) se refiere al sector progresista del PR y los “rebeldes de la DC”, diferenciando entre “aliados permanente y transitorios”, bajo c) la necesidad de ampliar “el progreso, al democracia y el socialismo” (168). Por su parte, la re-caracterización del Frente Popular para el PC asumió[50]:  a) dejó huellas en la historia y en la vida nacional, b) aunque no hizo cambios estructurales “logró impulsar el progreso de la nación e incrementar la lucha revolucionaria del pueblo”, c) lo que manifestaba a la necesidad de “proseguir la tarea de crear una valla infranqueable para derrotar el imperialismo norteamericano” (169); d) la importancia de este proceso radica en la “hegemonía que debe tener la clase obrera en el proceso transformador”

-El PS, a diferencia del PC, hace una valoración crítica del FP[51]:   

-El radicalismo queda en su vertiente progresista queda expresado con fuerza por Alberto Baltra[52]: a) el mundo marcha hacia el socialismo en la medida en que los intereses de las capas medias y del proletariado convergen a nivel de los objetivos; b) es necesario una planificación eficaz para erradica el sistema capitalista y extirpar el monopolio, debilitar la influencia imperialista y facilitar la acumulación y movilización de los cuantiosos recursos que se necesitan para acrecentar la capitalización nacional” (171); c) no se advertían síntoma de deterioro del sistema político, por cuanto los dos partidos de centro suman más de la mitad del electorado.
-Este sector llega a la dirección del radicalismo en la 23° Convención Nacional de julio de 1967

3.-la leninización del PS. EL xxii Congreso de Chillán.
Tras la derrota del FRAP, el PS se radicaliza.
XXI Congreso, Chillán.
El objetivo eras profundizar y acentuar el camino de Linares para contener la estrategia reformista y apaciguadora del PC. Para ello se buscaba: a) arrastrar a las fuerzas de izquierda –sistémicas y rupturistas- a posiciones radicalizadas, b) con el objetivo de tensionar el sistema de partidos y c) acelerar el momento de. Conflicto entre dominantes y dominados. 
Clodomiro Alemeyda[53], publicado dos días antes del congreso de Chillán-à Crisis de la izquierda como crisis generacional, necesidad de renovarse

“este proceso de reconfiguración retórica encubría también intentos conflictivos de consolidar liderazgos partidarios” (177). Alude a la expulsión del ampuerismo (1967). La crítica de Ampuero. “El comité Central constituye una curiosa alianza entre un grupo infatilista de izquierda, que querría hacer la revolución, pero que carece de capacidad organizativa y de ascendiente político para hacerla, y otro grupo con alguna influencia sobre sectores de la opinión pública, pero que jamás intentará realizarla. En suma, una coalición híbrida y oportunista entre los que quieren y no pueden y los que pueden y no quieren” (178)

26-27 de noviembre de 1967: XXII Congreso General Ordinario del PS. Aniceto Rodríguez (Segen), Carlos Altamirano y Rolando Calderón. Estaba activo el grupo de los “elenos” (Elmo Catalán, Celsa Parrau, Félix Huerta, Arnoldo Camú y Beatriz Allende)

2.-la violencia revolucionaria es inevitable y legítima. Resulta necesariamente del carácter represivo y armado del estado de clase. Constituye la única vía que conduce a la toma del poder político y económico y, a su ulterior defensa y fortalecimiento. Sólo destruyendo el aparato burocrático y militar del estado burgués, puede consolidarse la revolución socialista.

3.-las formas pacíficas o legales de lucha (reivindicativas, ideológicas, electorales, etc) no conducen por sí mismas al poder. El Partido Socialista las considera como instrumentos limitados de acción, incorporándose al proceso político que nos lleva a la lucha armada.

Consecuencialmente, las alianzas que el partido establezca solo se justifican en la medida en que contribuyen a la realización de los objetivos estratégicos ya precisados.

En el PC, los virajes repentinos y la autocrítica no eran repentinos (1|81)

Tercera Parte.
Contradicciones e inconsistencias en la formulación del proyecto. 1967-1970.
Capítulo VII. Acciones rupturistas y acciones sistémicas. La agudización de las tensiones.

Carlos Altamirano, “el parlamento, tigre de papel[54]: cuestiona al parlamento: a) en la vida pública del país, en su poder real y en su prestigio en la opinión pública; b) conservaba una relevancia formal, pero había pedido su poder real producto del descrédito generalizado de las instituciones producto del gobierno DC; c) inconsistencia moral; d) rol entorpecedor del desarrollo democrático y económico de la nación –“guerrilla congresista”; e) la necesidad de acumular fuerza, para ese objetivo, existe “todavía la posibilidad existente de sacar provecho efectivo a la tribuna parlamentaria como instrumento pedagógico destinado a educar a los sectores más despolitizados del país”, mediante la transformación del congreso en un “verdadero púlpito de agitación revolucionaria” (197). Bajo el ordenamiento institucional socialista las funciones legislativas serían asumidas por una “auténtica, amplia y democrática Asamblea de obreros, campesinos, estudiantes, intelectuales y pequeños propietarios” de carácter unicameral, que estarían dotada de “poder efectivo para resolver acerca de la construcción del nuevo orden social y jurídico”

-el Pc, comienza a elaborar una teoría de transición al socialismo bajo el marco de libertades políticas y un sistema multipartidista.

Batalla de san mieguel 1968à Ocupación del fundo san miguel a la que llegan militantes del “Frente Interno” del PS.

-La invasión de la URSS a  Checoslovaquia

-Se habla de “Poder Revolucionario” en el Pleno del PS del 69

Capítulo VIII. La Nueva Unidad. Del FRAP a la UP.

-XXIV Convención Nacional del Partido Radical[55].
-Ruptura de la DC, Terceristas y Rebeldes à  MAPU: Jacques Chonchol, secretario



[1] Góngora, Mario (1998). Ensayo histórico sobre la noción de Estado en Chile en los siglo XIX y XX, Santiago, Editorial Universitaria, pp. 280-305.
[2] Hobsbawm, Eric. (1998), Historia del siglo XX, Buenos Aires, Critica, p. 433.
[3] Buscar: Gonzáles, Galo. (1951) “Unamos y movilicemos a los chilenos en un gran frente nacional anti-imperialista y antioligárcuico”, Principios no. 7. Gonzáles, Galo (1952), “Tres Tareas decisivas en al campaña electoral”, Principios no 9
[4] González, Galo (1953), “Carta al Congreso del Partido Socialista Popular”, Principios no. 21.
[5] Arrate, Jorge y Eduardo Rojas, Op Cit, p. 308
[6] Callao., Luis (1957), “Informe de la comisión Política al XXIV Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Chile”, en Principios no. 42. Se escinde e movimiento 2 de abril
[7] Heller, Claude (1957), “La plataforma Programática de la Candidatura de Allende” , principios no. 45
[8] Informa del Comité Central del P. Socialista rendido por su secretario general, Salomón Corbalán a su XVIII Congreso General Ordinario”, Arauco 2, 1959
[9] Hernández, Juan.(1953) “Desarrollemos el Frente de Liberación Nacional”, principios, no 2
[10] Informe del Comité  Central del PS rendido por su ….Arauco no. 2
[11] Salomón Corbalán, “las bases teóricas de la revolución chilena en la política del Frente de Trabajadores” Arauco, no. 12, :
[12] Perez, Edmundo (1957). “La vía pacífica”, principios no. 43.
[13] Nuestro propósitio”, Arauco no. 1.
[14] Corvalán, Luis. “Como luchamos por consolidar el Frente de Liberación Nacional”, principios no. 57.
[15] Pirncipios, no. 34.
[16] Principios no. 35.
[17] Pérez Yoma, Op cit.
[18] Vía pacífica o revolución.
[19] Corvalán, Luis. “las tensiones entre teoría y práctica en el partido comunista en los años 60 y 70”
[20] Araya, Bernardo. “Poítica de masas”, principios,  no. 52, 1958
[21] Agustín, “el trabajo electoral pasa a primer plano”, pinciíos no. 40, 1957
[22] Salomón, Corbalán. “dar a las masas las enseñanzas de la lucha revolucionaria y los principios básicos del socialismo, es la tarea actual del partido”, Arauco, no 19, 1961.
[23] Millas, Orlando. “La revolución Cubana sigue avanzando”, principios no 64, 1959
[24] Wais, Oscar. La vía pacífica o revolución.
[25] Chelén, Alejandro. La revolución cubana y sus proyecciones en América Latina.
[26] Corbalán, Salomón. “Dar a las masas las enseñanzas de la lucha revolucionaria”
[27] Moulian, Tomás. Democracia y Socailismo, p. 89.
[28] Los hitos importantes en el movimiento comunista internacional son: cisma chino-soviético, la invasión de la URSS a Hungría, la revolución cubana.
[29] Este argumento para Moulián dificultó que los sectores progresistas de la DC y el bloque socialista llegaran a puntos comunes.
[30] Espinoza, Manuel Orellana (1963), “El socialismo frente a la realidad nacional e internacional”, Arauco no. 45.
[31] Ampuero, Raúl (1962) “Los trabajadores chilenos harán, por sí mismos, su tarea revolucionaria”, En Arauco, no 29, junio de 196. “Posición ratificada con posterioridad en el pleno del partido socialista”. En Arauco, no. 35, 1962.
[32] (1962)“Lucha Electoral y Fuerzas Armadas”, Arauco, no 35.  (1963) “El partido socialista y el proceso político nacional”, Arauco, no. 47.
[33]Millas, Orlando (1963), “Demos la batalla electoral con todo el cuerpo”, Pincipios, no. 96, julio-agosto. Corvalán, Luis (1963)
[34] Allende, Salvador (1964) “Nuestra lucha es decisiva”, en Arauco no 50.
[35] “el fin de una etapa”, siglo, 5 de septiembre de 1964.
[36] “nuestra oposición será firme y activa y no ciega. Conclusiones del Pleno de Septiembre de 1964 del Comité Central del Partido Comunista”, Principios, no. 103, 1964.
[37]“El Frap es la única izquierda de Chile”, en el siglo, 11 de septiembre de 1964.
[38] Ampuero, Raúl (1964), “Lo hora de la simulación”
[39] Álvarez, Fernando y Vicente Palma, “En torno a la campaña electoral. Dos enfoques críticos y autocríticos”, En principios 104.
[40] Las elecciones presidenciales. Declaración de la Comisión Política del Partido Comunista de Chile del 13 de septiembre de 1964#, principios, no 103.
[41] ¿Cuál es el camino a seguir?, Arauco no. 57.
[42] “violencia burguesa y violencia revolucionaria”, Arauco, no. 58.
[43] “XXI congreso General del Partido Socialista. El partido Socialista en la Revolución Chilena”, Arauco no. 79.
[44] Gustavino, Luis (1966) “Nuestra Línea Revolucionaria”, principios no. 116.
[45] Chelén, Dantón (1966), “La revolución hay que hacerla ahora”, punto final, no. 16,
[46] Posición ratificada por el MIR en, 1967. “Nueva Función del circo electoral”, el Rebelde, año II, no. 40, enero de 1967.
[47] “Estrategia del PS: combate de masas”, en punto Final, no 18, 1966
[48] “Derrota de la democracia cristiana en las elecciones del 2 de abril”, en Arauco, no 87.
[49] Corvalán, Luis. (1967). “Unión de las fuerzas antiimperialistas” En Caminos de Victoria.
[50] Contreras Labarca, Carlos (1967). “La gran experiencia del Frente Popular”, principios no. 120.
[51] Chelén, Alejandro. Trayectoria del socialismo, pp. 192-193. Zemelman, Hugo (1972) “El movimiento popular chileno y el sistema de alianzas e al década de los 30”
[52] “Baltra: un reformista con coraje”, Punto Final, no 20.
[53] Almeyda, Clodomiro. (
[54] En Punto Final,
[55] “Baltra: reformas con estrategia socialista”, Punto Final no. 83, 15 de julio de 1969.

No hay comentarios:

Publicar un comentario