sábado, 20 de abril de 2013

Escritos políticos de Ruy Mauro Marini.




1)    Chile: ¿transición o revolución? (1973)
2)    Dos estrategias en el  proceso chileno (1974)
3)    Economía política de un golpe militar (1974).
4)    El carácter del estado militar y sus  implicaciones para la izquierda (1976)
5)    El estado de contrainsurgencia (1978)
6)    La institucionalización de la dictadura: un proyecto burgués imperialista que la lucha de masas vuelve más urgente (1978)

Chile: ¿Transición o Revolución? (1973).
Contexto: posibilidad de transformación revolucionaria de la sociedad mediante la utilización del Aparato de Estado y sustituirlo a medida que el proceso social avanza. Nadie en la izquierda pone en duda “la toma del poder” (remplazo de la burguesía por el proletariado como clase dominante y modificación del orden jurídico y político). La discusión es “la especificidad de la vía chilena” à Estrategia: la toma del poder sigue a la transformación de la sociedad: “la modificación de la infraestructura social, latera la correlación de fuerzas,  hace posible la modificación de la superestructura”. Esa posición tiene dos supuestos: 1)   Chile ha definido su camino de transición al socialismo; 2) el carácter modelar de la lucha de clases en chile.
El sistema de dominación en chile:  El sistema de dominación chileno fue el resultado de la recomposición de la alianza de clases acaecidas en la década de 1930, donde se genera una culminación de un largo proceso de debilitamiento de la “dominación oligárquica” que ejercía la clase terrateniente y la burguesía comercial y financiera, asociadas al imperialismo. Esta alianza se rompe y se reestructura en torno a “a la vieja oligarquía y las clases medias burguesas” (solución de compromiso)[1].
Especificidad chilena en la solución de compromiso: Situación de la pequeña burguesía en la alianza de clases y su posición en el Estado. En todos los Estados L.A. la pequeña burguesías, sobre todo sus facciones no propietarias, se beneficiaron de la ampliación de los servicios y las mayores oportunidades de empleo y las remuneraciones; a la vez que sus facciones pequeño propietarias se benefician de los impulsos industrializadores. La característica de la chilena es el carácter que asume su capa burocrática y la relación que establece con el conjunto de  la clase de la cual proviene. México (Burguesía burocrática); Brasil (subordinación a la burguesía y degradación progresiva). En Chile: “la pequeña burguesía burocrática en Chile logra mantener la posición conquistada sin que ello acarre un desprendimiento de su clase y una incorporación a la burguesía”. Mantiene una relación clase a clase mediante mecanismos: a) democracia parlamentaria;; b) expansión y monopolio de los cargos públicos; c) garantía de movilidad vertical al conjunto de la clase (expectativas de educación). Así, “la pequeña burguesía chilena llega a conformar una verdadera capa política dirigente, que, respondiendo a los intereses de su clase, convierte a ésta en su conjunto en una clase de apoyo activa al sistema de dominación vigente”. Esto mediante a) su adhesión a las instituciones y valores que ha ayudado a forjar. “la pequeña burguesía tiene su especificidad como agente de consenso entre clases, sistema sobre el cual reposan las instituciones vigente”


Estrategia de la Unidad Popular: Durante los sesenta esta clase activa de apoyo al sistema de dominación, vinculada a la institucionalidad por sus intereses e ideología, no se movilizaba en torno a una política insurreccional (a diferencia de otros países latinoamericanos). Acogida a los privilegios que lograba crear para sí, la pequeña burguesía chilena se expresó tras el gobierno de Alessandri como clase propia: El gobierno de Frei: para acometer dicha posición “se apoya en la manipulación del movimiento de masas en el marco institucional para estrechar sus vínculos con la burguesía y fortalecer su posición política”.  Sin embargo, su mayor amenaza venía del “sistema de acumulación dependiente2: a) monopolización creciente de los medios de producción; b) producción de bienes suntuarios; d) declinación relativa de producción de bienes de consumo; e) reestructuración del mercado; f) distribución regresiva del ingreso a través de la erosión de los sueldos y los salarios. Esto generaba la contradicción del Gobierno de Frei de favorecer las políticas redistributivas en favor del campo popular, en favor de las políticas antipopulares del gran capital. Esto favorece un comportamiento contradictorio o “proceso de autonomización política frente a la burguesía”. Por eso es que en 1970 llevan un candidato propio (Radomiro Tomic), presentando un viraje hacia a  la izquierda y otro a la derecha. La formulación de la U.P. refleja su  descontento y una estrategia para capitalizarlo, sumado al ascenso del movimiento de masas y los conflictos presentes en las capas burguesas. “Es en las condiciones de la lucha de clases en 1970 dónde debemos buscar la explicación del proceso de la vía chilena: “la conquista gradual y pacífica del poder político, sin ruptura brusca con el orden burgués, acompañada de una liquidación de las bases de la dominación imperialista, latifundista y monopólica mediante mediadas en perspectiva socialista.

Dificultad de la estrategia:   el carácter de la alianza de clases que se quiere conformar. La alianza de la UP excluía de la alianza a los pobres de la ciudad y el campo, sobre todo la del campo (propuesta de no expropiar fundos con más de 80 hectáreas de riego básico). La pequeña burguesía tiene su especificidad como agente de consenso entre clases, sistema sobre el cual reposan las instituciones vigentes. Clase activa de apoyo en el sistema de dominación de compromiso; clase de apoyo e el proyecto de la UP. En ambos casos se la toma como aliado fundamental, puesto que la referencia de y actuar está puesto en la institucionalidad vigente. Sin embargo su posición de subordinación objetiva, hará que entre en crisis con  el ascenso del proletariado.

Carácter del gobierno y el periodo: Tesis de la “dualidad de poder en el seno del Estado”[2]; tesis de la “dictadura legal del pueblo”[3].  “ El poder político de una clase no se expresa en la acción que lleva a cabo en su nombre un cuerpo de funcionarios, sino en la capacidad de coerción ejercida materialmente por la clase misma en el plano de la lucha de clases, coadyuvada, pro las instituciones del estado” . La característica de la U.P. es su incapacidad para romper la fuente de su legitimidad para basarse en la organización masiva del pueblo: a) disolución de los “Comités de Unidad Popular”; b) la fomra burocrática y vertical como enfrenta los consejos y comités coordinadores; c) la manera en como enfrenta la participación obrera en las empresas del área de propiedad social y la distribución (JAP). Es un cuerpo de funcionarios que actúa en representación del pueblo; no la expresión directa del pueblo ejerciendo funciones de gobierno.

Economía Política de un Golpe Militar: (1974)
 Chile 1960’: Lucha interior bloque dominante de clases: 40’ industrialización; 50’ penetración IED à Una fracción burguesa con intereses diferenciados de las demás (ligada a la producción de bienes suntuarios): presionaba para que: a) se le favoreciera con la entrada de capitales y tecnología; b) un cuadro de comercio exterior favorable; c) reorientar a su favor las líneas de créditos y d) reestructuras el mercado interno.  Su objetivo: aumentar el poder de compra de los grupos altos (5%). Para ello utilizar “una política de salarios perjudiciales y crear inflación”.

1)    1967: “el estancamiento general de la economía fue más bien un cambio estructural en el aparato productivo a favor del gran capital”. Aumento diferenciado por sectores; cambio en la estructura de consumo; y cambio en la composición del gasto privado. Para  que el gran capital imponga sus intereses “entra necesariamente en conflicto con los demás grupos sociales y se ve forzado a romper antiguos esquemas de alianzas de clases”, generando situaciones de inestabilidad política. Así el 67 se genera una alaza en el movimiento de masas partiendo por reivindicaciones económicas que progresivamente se traducen en una radicalización política.

2)    El carácter de clase del golpe militar es conducido por el gran capital con el objetivo de captar más plusvalía a costa de la superexplotación de los trabajadores. “la política económica de la junta militar chilena expresa la necesidad concreta que experimenta la burguesía de reorientar las inversiones hacia las actividades productivas, para poner en marcha nuevamente la acumulación de capital productivo”
3)    La estrategia fue la conversión sistemática del capital productivo en capital especulativo.
4)    La UP no procedió a ampliar ni a reconvertir la capacidad instalada en la industria a fin de garantizar el aumento de la oferta de bienes intermedios ni de capital: a) esa actividad pasó  a depender del sector externo (disponibilidad de divisas para importar). Por ese flanco se golpeó al gobierno de la U.P. mediante la retracción de los capitales extranjeros y el boicot financiero. Agrabado por un contexto de alza internacional del precio de los alimentos y una baja en las cotizaciones del cobre en el mercado mundial. b) especulación: depreciación del escudo y escasez de bienes de consumo corriente. 

5)    La lección que se puede sacra es: “la burguesía puede detener la acumulación de capital productivo y provocar la degeneración de toso el sistema económico, mediante su transformación en capital especulativo, aumentando al mismo tiempo su poderío económico y agudizando en su provecho al lucha de clases. Esto propicio: la cohesión de la clase burguesa; la oposición de amplios sectores de la pequeña burguesía a la clase obrera; y la atracción a su campo y/o neutralización y/o desorganización de capas populares. En ese contexto, la única herramienta para la defensa  del nivel de consumo de las masas pobres pasaba por la creación de bienes que impidiese el acaparamiento y la especulación (JAP); por eso fueron combatidas por la burguesía y para evitar perder el apoyo de las capas medias, la UP impidió la generalización de esta herramienta (33% de la distribución) . Así: “la lucha por la apropiación del producto se desplazó a las tiendas y mercados, enfrentado diariamente la pequeña burguesía a las masas del pueblo, en la disputa del pan, el calzado, los cerillos. Para el pequeño burgués, el obrero y el poblador se volvían sus competidores físicamente identificables, seres de carne y hueso que el tenía que combatir y derrotar. Con el desarrollo del mercado negro, ese enfrentamiento en torno a los centros de distribución pudo ser evitado por los grupos de más altos ingresos, que obtenían así su primera victoria sobre los trabajadores. Pero las largas colas que se formaban desde la madrugada, ya a veces en al noche, era el punto donde las capas populares iban, todos los días, a darse con la hostilidad hacai el vecino, la indignación contra quienes lo tenían en esa situación (los burgueses, los burócrtas o el mismo gobierno, según su tendencia política) y una sensación de impotencia cada vez más dolorosa”

Dos estrategias en el proceso chileno (1974)
Objetivo: 1) insertar el periodo de la unidad Popular en el marco del proceso político chileno; 2) señalar la correspondencia con los cambios operados en las estructuras socioeconómicas del país durante la década anterior.


Crisis del sistema: Lo característico del triunfo de Allende está dado porque la alianza del sistema de dominación se presenta dividida políticamente. La explicación que se da es un error de cálculo de la burguesía; pero lo importante es saber por qué ese error se produjo, puesto que el panorama no lo justificaba ( ascenso luchas de masas en la ciudad y el campo; impopularidad creciente de  Frei en las capas populares; problemas interno en la democracia cristiana [MPAU]; inquietud de las mismas fuerzas armadas [tacnazo, 1969]; la inmensa distancia de la derecha respecto a  la DC y el bloque en el poder en relación al apoyo popular. Tesis de Marini: “existencia de contradicciones interburguesas y entre la burguesía y la pequeña burguesía que llevaban inevitablemente a esas clases a  buscar soluciones políticas inconciliables”


Explicación: A) económica: en los 60’ se dice que se genera un estancamiento de la economía nacional; sin embargo más que un estancamiento representa un desplazamiento del eje de acumulación de capital. que pasa de las industrias tradicionales en las que la pequeña burguesía y burguesía tenía presencia) textiles, consumo interno en general), hacia las industrias dinámicas (presencia de grandes capitales nacionales y extranjeros). La política económica de Frei, hacia 1967: 1) se orienta hacia el gran capital: a) financiamiento público, crédito de consumo, inversión en infraestructuras e industria complementarias; por otra parte, b) genera una redistribución regresiva del ingreso, modificando la estructura de consumo y favoreciendo el surgimiento de una estratificación del mercado de consumo orientada hacia los bienes suntuarios; c) apoyo al comercio de dichos bienes, “Pacto Andino”. 2) en el campo: a) atender a la base partidaria, promoviendo la sindicalización campesina; b) reforma agraria que permita el surgimiento de una pequeña burguesía agrícola que contenga la radicalización de los pobres del campo; c) impulsar un mayor desarrollo agrícola, favoreciendo la inversión capitalista en el sector y que permitiera invertir la balanza de pagos por las importaciones de bienes de consumo directo.  B): Radicalización movimiento de masas: obrero, campesino, estudiantil y poblacional. C) política:  el sistema de dominación burgués combinada los intereses de la burguesía industrial y la vieja clase terrateniente y financiera sobre la base de una participación mutua en los beneficios del enclave cuprífero, controlado por el capital norteamericano, destinando una pequeña fracción del excedente en beneficio de una pequeña burguesía urbana. Ésta se constituyó como “clase de apoyo activa” con una fracción política activa que negociaba con el Estado y con los representantes políticos del movimiento obrero. Su crisis viene por las contradicciones que el mismo “desarrollo industrial dependiente!” incubaba en el seno de la alianza de clases del sistema de dominación.


Dos líneas en la izquierda:
Estrategia del PC y el Allendismo: La vía chilena al socialismo, como estrategia para la consecución de una “democracia avanzada”, correspondiendo a un “proceso de mayor democratización del Estado, respaldado por reformas socioeconómicas que garantizaran una mayor participación de las fuerzas populares en el centro de poder. “La conquista gradual y pacífica del poder político, sin ruptura brusca con el orden burgués, acompañada de una liquidación de las bases de la dominación imperialista, latifundista y monopólica mediante mediadas en perspectiva socialista”. Política de alianzas: comprobando las fricciones en la burguesía, las contradicciones de la burguesía y pequeña burguesía con el capital monopólico-transnacional, las fricciones en la fracción burguesa, su apuesta fue “buscar una alianza con las capas medias”. En el programa de la UP queda establecido en la combinación de las tres áreas de propiedad (estatal, mixta y privada); sustituir los capitales norteamericanos, por alemanes, franceses y japoneses. A nivel político se expresa en: acuerdo con la DC. Su implicancia para el movimiento de masas: estatización que abracaba al 10% de los obreros; completar la reforma agraria iniciada por Frei.  Las metas que se había puesto el P’C: “completar la revolución burguesa, reformando las estructuras socioeconómicas y el Estado, y ampliar la influencia del Estado en el sector privado.

Estrategia del mirismo: “tesis del enfrentamiento inevitable entre el pueblo y las clases dominantes”. En el diagnóstico de crisis que identifica el PC , el MIR lee que los rasgos de crisis de la dominación burguesa pueden tornarse en una crisis revolucionaria, que permitiría el derrocamiento de la burguesía y el imperialismo y ekl establecimiento de un Estado Popular y Revolucionario. Y que “la condición para que esa conversión tuviera lugar era el surgimiento y el desarrollo de un poder de masas alternativo al Estado Burgués, cuyos órganos fueran simultáneamente instrumentos de combate y los gémenes de la organización estatal capaz de remplazar al Estado vigente”. La política de alianzas difería en la actitud del bloque revolucionario y su ampliación del apoyo hacia los pobres de la ciudad y el campo.  La línea de las relaciones entre la burguesía y el proletariado para el mir deberían estar cruzadas no por la colaboración, sino por la fuerza.

El problema del Estado: pc: defensa ultranza del gobierno y subordinación del movimiento de masas a éste; Mir: la fuerza del movimiento de masas era el sostén del gobierno.
Contraofensiva burguesa:

El carácter del Estado Militar y sus implicaciones para la izquierda. (1976)
Carácter de la contrarrevolución burguesa e imperialista en Chile y Latinoamérica:
1)    son generadas “por la a) debilidad estructural de la burguesía dependiente de nuestros países, b) agudizada por la crisis del esquema de acumulación en que se basara hasta la mitad del siglo y c) la consiguiente necesidad de redefinir su relación con la economía capitalista mundial. Esta debilidad se acrecentó porque la pérdida de vigencia del antiguo esquema de acumulación (basada en Chile, en enclave cuprero) acentuó la lucha de clases y favoreció la emergencia de una amplia alianza de clases, con el proletariado a la cabeza”

2)    Requiere de militarización del Estado y su tecnificación: El pacto contrarrevolucionario se realiza directamente entre la institución militar y los órganos corporativos de la burguesía, sobre la cual se erige el Estado tecnocrático-militar y se forja el binomio “seguridad-desarrollo”

El estado de contrainsurgencia (1978)
Estado (Fundamento teórico): “fuerza concentrada de la sociedad, la síntesis de las estructuras y relaciones de dominación que allí existen, la vigencia de un proceso contrarrevolucionario incide necesariamente sobre él, afectándolo en su estructura y funcionamiento”. El estado contrainsurgente es la forma estatal específica que adopta la contrarrevolución en américa latina. (Las otras han sido el bonapartismo y el fascismo). Su objetivo es: 1) establecer los factores que han provocado la apertura del proceso contrarrevolucionario en américa latina; 2) y la influencia que éste ha tenido en la estructura y funcionamiento del Estado.
Vertientes de las dictaduras:

1.    Cambio estrategia global norteamericana: paso de “una contemplación de una respuesta masiva y global, en un enfrentamiento directo con la URSS, a la de una respuesta flexible, capaz de enfrentar al reto revolucionario dondequiera que se presente. EEUU se ve arrojado a enfrentar una serie de proceso revolucionarios en distintas partes del globo (Argelia, Cuba, Vietnam y el Congo), el cambio de la balanza de poder entre EEUU y la URSS y la pérdida de la conducción del bloque capitalista.  El viraje se expresa sobre todo en el plano militar, reformulando al concepción de la política: “la contrainsurgencia es la aplicación a la lucha política de un enfoque militar”. a) El enemigo no sólo debe ser derrotado sino eliminado; b) se ve al desarrollo revolucionario como algo ajeno a la sociedad que se desarrolla; por tanto se lo concibe como subversión  provocada por infiltración del enemigo; c) para restablecer la “salud del organismo social infectado” se requiere restablecer la democracia burguesa, sobre un nuevo diseño de “democracia de la gobernabilidad”
2.    La transformación estructural de las burguesías criollas, que tiende a traducirse en modificaciones en el bloque político dominante, que se desarrolla por “la integración imperialista de los sistemas de producción latinoamericanos al sistema imperialista, mediante las inversiones directas de capital extranjero, la subordinación tecnológica y la penetración financiera. Proceso que corresponde con la “superexplotación del trabajo, a la acentuación de centralización de capital y la proletarización de la pequeña burguesía”
3.    El ascenso del movimiento de masas que debe enfrentar a la burguesía.
El Proceso contrarrevolucionario: se inicia con 1) periodo de desestabilización: el conjunto de las fuerzas reaccionarias tratan de agrupar en torno a sí al conjunto de la burguesía y de sembrar en el movimiento ppular la división, la desconfianza en sus fuerzas y sus dirigentes; b) golpe de E      stado llevado a cabo por las fuerzas armadas y las organizaciones corporativas de las clases dominantes; c) la dictadura militar y la institucionalización de la contrarrevolución.  Durante el periodo de desestabilización , las fuerzas burguesas tratan de agrupar tras de sí al conjunto de la burguesía, sumar aliados y dividir al movimiento popular. Dada que las sociedades L.A. se basan en la superexplotación del trabajo, éstas no pueden derrotar al movimiento popular en el terreno de la lucha política y no llegan ni siquiera a formar partido político. Por ello requieren del concierto de las Fuerzas Armadas para dirimir desde el Estado a favor de su grupo y re-ordenar a la burguesía en torno a un proyecto de acumulación.

El carácter del estado en construcción: tiene dos alas: una rama militar, constituida por el Estado Mayor; el Consejo de Seguridad Nacional; y los órganos de inteligencia. Y una rama económica, constituido por el ministerio de economía y los organismos corporativos de las clases dominantes. Síntesis: Estado de contrainsurgencia, de carácter corporativo de la burguesía monopólica y las Fuerzas Armadas.

La nueva política norteamericana para américa latina: régimen de democracia viable, “restringida” o “democracia gobernable”. Tras el auge económico de los setenta, hacia finales EEUU se arrastra en una crisis económica que se manifiesta en una disputa por la hegemonía del bloque capitalista (emergencia de Alemania Federal y Japón), un equilibrio militar con la URSS y una pérdida de legitimidad interna, El gobierno de Carter: restaurar legitimidad, revertir crisis económica, compartir hegemonía internacional (Comisión Trilateral). Esto implica un viraje estratégico: a) traslado de la disputa con URSS de las periferias a Europa “la espada de occidente”; b) enfriamiento de las zonas periféricas y sus conflictos. Viraje de la lógica de enfrentamiento. Los nuevos teóricos de la comisión Trilateral, abandonan la formulación del “enemigo interno]” para pasar a la de “democracia restringida2 y dar paso a la institucionalización de la contrarrevolución, recuperando sus bases de legitimidad. 
Un estado de Cuatro Poderes:  Las contradicciones interburguesas se agudizan y requieren de un espacio político para dirimir sus conflictos; se requiere una apertura política que preserve la esencia del Estado de Contrainsurgencia: institucionalización de la participación directa del gran capital en al gestión económica y subordinación de los poderes del Estado a las fuerzas armadas.
Antecedentes para el estudio del movimiento de masas en el periodo (1976)



La institucionalización de la dictadura: un proyecto burgués imperialista que la lucha de masas vuelve más urgente (1978)
Tendencias: 1) recuperación y ascenso de la movilización de masas; 2) esfuerzos del capital monopólico transnacional y nacional por llevar adelante la fase de institucionalización de la dictadura: a) establecimiento marco mínimo en las fracciones del bloque dominante; b) avanzar en la construcción de un nuevo Estado; c) y un nuevo sistema de dominación.
Razones de la institucionalización:  1) interés de la política exterior norteamericana, por apurar en América Latina el tránsito hacia formas más estables de dominación, que permitan “enfriar” la zona y evitar la irrupción de conflictos abiertos; 2) la necesidad de los grupos monopólicos de establecer un 2.1) marco jurídico-político que les permita canalizar y resolver sus diferencias, en un contexto en que la lucha por los sectores más rentables de la economía, la participación en el aparato estatal, la entrega de créditos y la asociación con el capital extranjero se hace más fuerte. 2.2) la necesidad de cambiar “la imagen país” que aleja inversión. 3) la activación del movimiento de masas; 4) el reclamo de las fuerzas armadas que insisten en participar como cuerpo  y no a través de camarillas y caudillos (El sector de Hernán Brady y Washington Carrasco)


Acerca del Estado en América Latina (1991)
La emergencia de un nuevo orden estatal en A.L.: 1) los modos de participación de la sociedad en las estructuras y en el ejercicio del Poder (democracia); 2) la capacidad de la sociedad para formular e implementar políticas atendiendo a sus propios intereses; 3) perspectiva de futuro de A.L.
1.- Poder Popular y Movimientos Social:
Fenómeno de Poder Popular: Las luchas democráticas han estado cruzadas por el proceso de salarización y de urbanización.Manifestaciones importantes de esas luchas han sido el esfuerzo radical pro afirmar y ampliar la participación de masas en el contexto de regímenes burgueses democráticos, que cristalizó en el fenómeno de poder popular, y la resistencia popular a regímenes de corte tecnocrático y militar, que dio origen a los movimientos sociales”. Surge en el curso del proceso chileno de la Unidad Popular y  ”representó un intento de masas obreras y populares marginadas para organizarse y, simultáneamente, constituir un poder alternativo al del Estado Burgués tradicional, cuya lógica socavaba el ímpetu transformador de la coalición de izquierda que gobernaba entonces Chile” . Se manifestó en países como México, Argentina y Colombia y sólo los regímenes de orientación socialista (Cuba y Nicaragua) se preocuparon de institucionalizarlo.
Políticas neoliberales:
-Hegemonía EEUUà Departamento del Tesoro y de Comercio y presión por la renegociación de la deuda externa: F(x) Estado: 1) desmonrte de las estructuras productivas y de los mercados de baja competitividad por apertura a capitales e importaciones; 2) privatización de las áreas de propiedad pública; 3) Estado como represor de las masas populares.




[1] Justificación de por qué se habla de Estado de Compromiso más que Estado Industrializador. La industrialización es una estrategia de la alianza de clases del sistema de dominación. No un tipo de estado específico.
[2] Sergio Ramos.
[3] Luis Corvalán. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario