jueves, 25 de abril de 2013

Dialéctica de la dependencia. Ruy Mauro Marini



Problemas que han incurrido los investigadores marxistas en el estudio de la dependencia latinoamericana: 1) sustitución del hecho concreto por el abstracto; 2) adulteración del concepto en nombre de una realidad rebelde.
         América latina constituye un capitalismo sui géneris, que sólo cobra sentido desde una perspectiva de la totalidad del sistema, tanto a nivel nacional como internacional.
         Método: a) el estudio de las formas sociales más desarrolladas arroja luz sobre formas más embrionarias; b) el desarrollo todavía de una sociedad al resaltar un elemento simple, hace más comprensible su forma más compleja.

1.-La integración al mercado mundial
         La expansión europea del siglo XVI, permite la inserción de América Latina en el sistema económico internacional. Esta contribuye a : a) aumento del fuljo de mercancías, b) la expansión de los métodos de pago; al mismo tiempo c) permite el desarrollo del capital comercial y bancario en Europa, d) apuntala el sistema manufacturero y e) allana el camino para creación de la gran industria.
         En el siglo XIX la relación de A.L. con los ‘centros capitalistas’ se inserta en una estructura definida: la división internacional del trabajo[1], que determina el curso del desarrollo ulterior de la región, configurando la dependencia[2].
         La función de A.L. en el desarrollo del capitalismo fue: “su capacidad para crear una oferta mundial de alimento, que aparece como condición necesaria de su inserción en la economía internacional capitalista, se agregará pronto la de contribuir a la formación de un mercado de materias primas industriales”.
         Lo importante: a) más allá de la respuesta a los requerimientos físicos de la acumulación en los centros industriales; b) “la participación  de A.L. contribuye a que el eje de la acumulación en la economía industrial se desplace de la producción de plusvalía[3] absoluta a la de plusvalía relativa[4],  es decir, que la acumulación pase a depender más del aumento de la capacidad productiva del trabajo que simplemente de la explotación del trabajador. Sin embargo, el desarrollo de la región, se dará “con base en una mayor explotación del trabajador”.

2.- El secreto del intercambio desigual
         La plusvalía relativa está ligada indisolublemente a la desvaloración de los bienes-salario, para lo que concurre la productividad del trabajo. Mediante la incorporación al mercado mundial de bienes-salario, A.L. desempeña un papel significativo en el aumento de la plusvalía relativa en los países industriales.
          El aumento de la capacidad productiva de trabajo acarrea un consumo más proporcional de materias primas. Más productividadà Más plusvalía relativaàDesciende el valor del capital variable a favor del capital constante ( se eleva la composición-.valor de capital). El aumento de la plusvalía tiende a ser una baja en la cuota de ganancia (contradicción crucial para la acumulación capitalista). Esta contradicción se contrarresta: incrementando aún más la plusvalía o  induciendo una baja paralela en el valor del capital constante. Otro mecanismo es: “la oferta mundial de materias primas industriales” “es mediante el aumento de una masa de productos cada vez más baratos en el mercado internacional, como A.L. no sólo alimenta la expansión cuantitativa de la producción capitalista en los países industriales, sino que contribuye a que se aseguren los escollos que el carácter contradictorio de la acumulación de capital crea para esa expansión”
         El deterioro de los términos de intercambio está reflejando la depreciación de los bienes primarios.
Teóricamente, el intercambio de mercancías expresa el cambio de equivalentes; sin embargo, existen mecanismo que permiten realizar transferencia de valor: a) la manera en cómo se fijan los precios de mercados y b) los precios de la producción de las mercancías. Hay que distinguir los mecanismos que operan en “el interior de la misma esfera de producción”  y los que actúan en el “marco de distintas esferas que se interrelacionan”.
         En la manera en cómo se fija  los precios de mercado: por efecto de una mayor productividad del trabajo, una nación puede presentar precios de producción inferiores a sus concurrentes, sin bajar significativamente los precios de mercado. Esto se expresa en una ganancia extraordinaria. En el segundo caso:  entre las transacciones entre manufactura y materias primas, el hecho que se produzacn bienes que lso demás no producen, permite eludir la ley del valor, configurando un intercambio desigual.
         Mecanismos de transferencia de valor (monopolio o productividad), identificamos un mecanismo de compensación: e incremento del valor intercambiado.
         Para incrementar la masa de valor producida el capitalista recurre a una “mayor explotación de trabajo” (intensidad o prolongación de la hora de trabajo). “en el marco del intercambio entre naciones, la apropiación del valor realizado encubre la apropiación de una plusvalía que se genera  mediante la explotación del trabajo en el interior de cada nación. Bajo este ángulo, la transferencia de valor es una transferencia de plusvalía, que se presenta, desde el punto de vista del capitalista que opera en la nación desfavorecida, como una baja de la cuota de plusvalía y por ende de la cuota de ganancia”

3.- La superexplotación del trabajo
         Intercambio desigualà A.L.: contrarrestar la trasferencia de valor y compensar la pérdida de plusvalía en el plano de la producción internaà a) aumento intensidad del trabajo: aumento de plusvalía, mayor aumento de la explotación del trabajador no de su productividad. b) aumento jornada de trabajo; c) reducir el consumo básico del obrero más allá de su límite normal.  “expropiación de parte del trabajo necesario al obrero para reponer su fuerza de trabajo: “configuran un modo de producción fundado exclusivamente en la mayor explotación del trabajador, y no en el desarrollo de su capacidad productiva.
         Esto es congruente: con el a) nivel de desarrollo de las fuerzas productivas y con b) los tipos de actividades que en A.L. se realizan (industria extractiva y agricultura). La industria extractiva se caracteriza por un uso intensivo y extensivo de la fuerza de trabajo y por negar al trabajador las condiciones necesarias para reponer el desgaste de fuerza de trabajo. (Superexplotación del trabajo).  Esto implica que en las zonas donde se realiza la extracción de materias primas, se haya impuesto primero la salarización de la fuerza trabajo: la producción capitalista supone la apropiación directa de la fuerza de trabajo y no sólo de los productos del trabajo. Esa es la característica del capitalismo, lo que transforma en mercancía no es al trabajador sino a su fuerza de trabajo, dejándole al trabajador la responsabilidad de hacerse cargo del tiempo no productivo.
         La pauta de este estudio corresponde al movimiento real de la formación del capitalismo dependeinte: de la circulación a la producción, la vinculación al mercado mundial al impacto que ello acarrea sobre la organización interna del trabajo, para volver entonces a replantear el problema de la circulación.
           
4.- El ciclo de capital en la economía dependiente
         “desarrollando su economía mercantil, en función del mecado mundial, América Latina es llevada  a reproducir en su seno las relaciones de producción que se encontraban en el origen de la formación de ese mercado, y que determinaban su carácter y expansión. Proceso que está marcado por una contradicción: “llamada a coadyuvar a la acumulación de capital con base en la capacidad productiva del trabajo (en los países centrales), A.L. debió hacerlo  con base en la superexplotación del trabajor.
         Clave del proceso: Lazos que la ligan con la economía mundialà ¿Por qué? Porque la producción Latinoamérica no depende para su realización de la capacidad interna de consumo (porque nace como mercado para suplir las exigencias de las economías industriales del centro basadas en la plusvalía realtiva) Se separan los dos momentos fundamentales del ciclo de capital: la producción y la circulación de mercancías[5].
         En américa latina la circulación se separar de la producción y se realiza  en el mercado externo, el consumo individual del trabajador no interfiere en la realización del producto. Esto implicará que la tendencia del sistema de acumulación será: “explotar al máximo la fuerza de trabajo del obrero, sin preocuparse de crear las condiciones para que éste se reponga” por la disponibilidad de una “reserva de mano de obra” o “flujos migratorios”.
         La economía L.A. de exportación es “una formación social basada en el modo capitalista de producción, que acentúas hasta el límite las contradicciones que le son propias, configurando: a) la amenra específica de las relaciones de explotación en las que se basa y crea un ciclo de capital que tiende a reproducir en esacla ampliada la dependencia en que se encuentra.
         Así, al deprimirse la demanda interna se erige al mercado mundial como salida para la producción, con la consecuencia de estratificar el mercado interno: la separación entre un mercado individual fundado en el salario y un consumo individual engendrado por la plusvalía no acumulada.

5.-el proceso de industrialización
         La industria siguió siendo una actividad subordinada a la producción y exportación de bienes primarios. Cuando se rompe el lazo con la economía internacional (periodo entre guerras y crisis del 29), se obstaculiza la producción basada en el mercado externo y se desplaza el eje de acumulación hacia la industria sustitutiva.
         La reorientación hacia el interior de la demanda generada por la plusvalía no acumulada implica un mecanismo específico de creación del mercado interno y tiene graves repercusiones en la forma que asume la economía industrial dependiente[6].
         En la economía clásica hay dos factores que en A.L. no se encuentran: 1) el desarrollo de la acumulación basada en la productividad del trabajo tiene como resultado un aumento de la plusvalía y de la demanda creada por parte de la ésta que no se acumula. Crece el consumo de las clases no productoras con lo que ensancha la esfera de la circulación que les corresponde. Por otra parte, el aumento de la esfera superior es una consecuencia de la transformación de las condiciones de producción. 2) la forma en cómo se amplía el mercado mundial: la producción de bienes suntuarios no producidos en la economía industrializada se exportan.
         En A.L. no crea su propia demanda, “sino que nace para atender a una demanda pre-existente, y se estructurará en función de los requerimientos de mercado procedentes de los países avanzados” Surgida  del modo que caracteriza a la economía exportadora, la economía industrial dependiente reproduce, en forma específica, la acumulación de capital basada en la superexplotación del trabajador.   La estructura del mercado  previo: a) tiene un nivel de precios que impide el acceso al consumo individual; b) La demanda era superior a la oferta, y cuando se equilibra el capitalista juega entre el margen del precio de mercado y de producción antes que el aumento de la productividad para la expansión del mercado. Esto se da  porque: a) el capitalista fuerza los precios por la situación monopolística creada a raíz de la crisis del comercio internacional y reforzada por las barreas aduaneras; 2) el bajo nivel tecnológico hace que el precio se fije por los salarios, el capitalista se valdrá del excedente de trabajadores para presionar a la baja los salarios. Esto genera que: la producción industrial latinoamericana es independiente de las condiciones de los salarios propias a los trabajadores: a) el valor de las manufacturas no determina el valor de la fuerza de trabajo; b) esto dispensa al capitalista el bajar los precios de las manufacturas ya que no determina el valor de la fuerza de trabajo, recurriendo a la depreciación de la fuerza de trabajo y el aumento de la extracción de plusvalía por la explotación del trabajador.
         La equiparación de la oferta y la demanda se logra por: 1) ampliación del consumo de las capas medias; y el esfuerzo por aumentar la productividad del trabajo. Su tope será la “dependencia del recurso de la tecnología exterior”

6.- el nuevo anillo del espiral.
         El aumento de la industrialización altera la composición de bienes de importación (tecnología). La crisis del sector externo hace que las necesidades de tecnología se suplan por vía del mercado externo, presentándose desde los 50’ un movimiento de “inversión extranjera directa y de cartera”. 
         El desarrollo de plazas industriales en los países periférico y el aumento de la concentración de capital de las corporaciones industriales, permitió que éstas vieran: a) posibilidades de ganancia en las economías dependientes. Por otra parte, b) el gran desarrollo del mercado de bienes de capital en las ec. centrales, permitió que ésos b.1) impulsaran un mercado para su industria pesada y b.2) pudiesen exportar equipos y maquinarias obsoletas antes de que se amortizaran. 
         La industrialización latinoamericana corresponde así a una nueva división internacional del trabajo, en cuyo marco se transfieren a los países dependientes etapas inferiores de la producción industrial, reservándose a los centros imperialistas las etapas más avanzadas y el monopolio de la tecnología correspondiente” [7]
         “a concentrarse de manera significativa en las ramas productoras de bienes suntuarios, el desarrollo tecnológico abará por plantear graves problemas de realización. El recurso utilizado ha sido hacer intervenir al Estado (ampliación aparato burocrático, subvención productores y financiamiento al consumo suntuario) , así como inflación (para poder transferir poder de compra de la esfera baja a la alta), lo que implica rebajar aún más los salarios. Pero, en la medida en que se comprime así la capacidad de consumo de los trabajadores, se cierra cualquier posibilidad de estímulo a la inversión tecnológica en el sector de producción destinado a atender al consumo popular. “la absorción del progreso técnico en condiciones de superexplotación del trabajo acarrea la inevitable restricción del mercado interno, a lo cual se contrapone la necesidad de realizar masas siempre crecientes de valor”
        



[1] Con el surgimiento de la gran industria se establecen las bases sólidas para la división internacional del trabajo. El desarrollo industrial se hubiese visto obstaculizado  si no hubiese contado con países dependendientes, con una base estrictamente nacional.  “es la disponibilidad de bienes agrícolas lo que permite la especialización de parte de la sociedad en la actividad específicamente industrial”.
[2] “Es entendida como una relación de subordinación entre naciones formalmente independientes, en cuyo marco las relaciones de producción de las naciones subordinadas son modificadas o recreadas para asegurar la reproducción ampliada de la dependencia
[3] Plusvalía: grado de explotación del trabajo. Es la relación entre el tiempo de trabajo excedente y el tiempo de trabajo necesario (en el que el obrero reproduce su fuerza de trabajo en equivalente de salario). Para que el aumento de plusvalía a favor del capitalista, debe incidir una reducción de los bienes-salarios que aseguran la reproducción de la fuerza de trabajo. “la plusvalía realtiva está ligada a la desvalorización de los bienes-salario, para lo  que concurre la productividad del trabajo.
[4] Forma de explotación del trabajo asalariado con base en la transformación de las condiciones técnicas de producción, resulta de la desvalorización real de la fuerza de trabajo. Hay que diferenciar productividad  de plusvalía relativa. Productividad: el trabajador crea más productos en el mismo tiempo, pero no más valor.  Esto lleva al capitalista a procurar el aumento de la productividad, rebajando el valor unitario de la mercancía  -en relación al valor de las condiciones generales de producción-, obteniendo así una plusvalía extraordinaria y una ganancia extraordinaria, por la modificación del reparto general de la plusvalía. Si se uniforma la tasa de productividad, ello no aumenta la cuota de plusvalía. Esto se debe a que esa plusvalía extraordinaria  
[5] En la economía industrial basada sobre la productividad del trabajo, el trabajador tiene el carácter de productor y consumidor.  Durante la fase de producción, al capitalista le interesa más el consumo productivo del trabajador y se inclina a desestimar su consumo individual (contradicción  aparente entre consumo individual y reproducción del capital). Al abrirse la fase de realización, esa contradicción desaparece  una vez que el consumo restablece al capital la forma que le es necesaria para empezar un nuevo ciclo. “El consumo individual de los trabajadores representa un elemento decisivo en la creación de demanda para las mercancías producidas” à condición para que el flujo de la producción se resuelva adecuadamente en el flujo de la circulación.
[6] En la economía clásica: la formación de mercado interno es la contrapartida de la acumulación del capital.  Al separar al productor de los medios de producción à se crea al asalariado y al consumidor.  Existe una estrecha correspondencia entre el ritmo de la acumulación y el de la expansión el mercado interno. Como el capitalista industrial obtiene del exterior los alimentos a bajo costo, se estrecha el nexo entre acumulación y el mercado, porque aumenta el consumo de manufacturas del obrero. Esto incentiva la creación  de un mercado de bienes de consumo popular y procura abaratarlos, por cuanto inciden en el valor de la fuerza de trabajo.
[7] El progreso tecnológico se caracteriza por el ahorro de la fuerza de trabajo, su resultado es la reducción del tiempo del trabajo productivo en relación al tiempo total disponible para la producción, lo que se manifiesta en una disminución de la población obrera paralelamente al crecimiento de las actividades no productivas, correspondientes a los servicios y las capas parasitarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario