martes, 14 de agosto de 2012

Documento para generar Análisis de Coyuntura.



Equipo de talleres de autoformación,
Asamblea de primero de sociología. 


el eme. 
Agosto de 2012. 


Taller de Análisis de Coyuntura1



I. Introducción

Todo actor social en perspectiva de constituirse en un movimiento social organizado y permanente en el tiempo requiere fortalecerse en sus organizaciones de base, reflexionar sobre sus aciertos y errores y, sobre todo, desarrollar y fortalecer sus espacios de reflexión interno. En esa perspectiva, este taller de análisis de coyuntura busca ser una primera aproximación teórico/práctica a la problemática de la lectura de la realidad y los elementos políticas que la componen, no  con  meros  fines  observacionales,  sino  que  con  la intención de poder desarrollar una apuesta colectiva de la manera más efectiva posible.

Una  coyuntura,  como  primer  acercamiento,  es  un  período  de  tiempo  dentro  de  un  momento histórico  determinado  de  una  sociedad.  Es  en  ese  tiempo  cuando  se  suceden  una  serie  de acontecimientos  que le dan sentido a la situación. El análisis de coyuntura es, de esta forma, entonces, una herramienta metodológica que se concentrará en el estudio de los actores sociales y sus relaciones en un momento dado.

Así, la finalidad del análisis de coyuntura es poder contribuir, como instrumento de conocimiento y de  dirección, a la configuración del movimiento popular como fuerza social alternativa dentro de la correlación de fuerzas  actual, es decir a su conformación como una fuerza política que, entendiendo el momento y la configuración socio- política actual, busca insertarse en esa correlación de fuerza en pos de la transformación la sociedad actual. Para constituirse como un efectivo instrumento de acción política, el análisis de coyuntura debe evitar sistemáticamente en su producción, en su forma y en su contenido, el subjetivismo, la unilateralidad y la superficialidad.

II. Sobre el concepto de coyuntura”

La forma más inmediata de entender la palabra coyuntura” es asociándola a una relación” o “articulación”. La coyuntura designará siempre algo que está unido, articulado con otra cosa, es decir un momento de concurrencia de hechos. Con respecto a esto encontramos inmediatamente dos características principales. En primer lugar, que esta  articulación  no se referirá exclusivamente a una ligazón entre  hechos, sino que también a la relación entre mis características (o las de la organización), entendidas  como el punto de vista desde el que observo y el espacio donde me desenvuelvo, y esos hechos. Así, la  realidad social se entenderá como un conjunto articulado de hechos y nuestra acción (observación,  reflexión) forma parte de esa articulación. Una segunda característica es que hechos, ese conjunto articulado, puede conocerse. Se, de hecho, producto de este conocimiento que puedo orientar adecuadamente mi comportamiento dentro de él.

De esta forma, la articulación comprenderá tanto la coincidencia de dos o más como la inserción de mi acción en esa situación social. Y la noción de “análisis de coyuntura” remite tanto a la noción de la realidad como un todo articulado, como a la constatación de mi inserción en él y, sobre todo, al hecho de que soy capaz de conocer esa totalidad articulado y de emplear este conocimiento para comportarme adecuadamente en ella.


1  Documento realizado en base a: Gallardo, H. Fundamentos de formación política. Análisis de coyuntura. San José de Costa Rica: DEI, 1990


III. Acercamientos tricos al análisis de coyuntura

El análisis de coyuntura no es neutral, es decir no se lleva a cabo sólo porque queramos “conocerla situación actual de la política, sino que se utiliza como herramienta, con el objetivo de permitir la correcta inserción en ese espacio político.


Para poder acercarnos a la realización de este análisis es importante tener presente algunos de los errores  más comunes que se cometen a la hora de hacer las observaciones. Como veremos, lo común dentro de estos errores será la preponderancia de las percepciones subjetivas a la hora de observar los hechos, es decir, una superposición de prejuicios personales, sobre el análisis material. Así, los errores observados son los siguientes:

1.  Desviación  politicista:  Este  error  se  refiere  al  sobredimensionar  las  características puramente políticas de los acontecimientos. De esta forma se tiende a subestimar el papel de actores que no son considerados como tradicionalmente políticos (p.e. iglesia, medios de comunicación, etc) y que  tienen efectos en el campo de la política.

2. Desviación atomicista: Acá, en el análisis la coyuntura es entendida como una mera acumulación de hechos particulares, sin relación entre ellos, en un período dado.

3. Desviación catastrofista: Bajo esta forma el análisis de coyuntura se remite lo a la consideración de acontecimientos excepcionales. Cuando se cae en este error la coyuntura aparece como si estuviera siempre marcada por crisis‟. Este tipo de desviación reemplaza el análisis permanente de los acontecimientos políticos y sociales.

4. Desviación autocomplaciente: Este error es cometido cuando al hacer el alisis son consideradas  situaciones,  acontecimientos  o  correlaciones  de  fuerzas  que,  a  juicio  del analista,  favorezcan” a su posición. Que el análisis no sea neutral (pues responde a los intereses de quien  lo realiza, en nuestro caso, del movimiento popular) no implica un desplazamiento de los hechos, sino que únicamente un punto de vista.



Hasta ahora, hemos visto lo que entendemos por coyuntura y hemos visto los errores que se cometen al realizar el alisis de coyuntura, veamos ahora cles son sus características principales. Con lo que hemos desarrollado sabemos que el análisis de coyuntura, en primer lugar, se propone caracterizar la situación  actual de la correlación de fuerzas sociales. Esto se propone  con el objetivo de poder tener una  inserción eficaz   dentro de esa correlación de fuerzas, para poder influenciar las tendencias que se dan en ese espacio.

Si hacemos un análisis clasista de los hechos sociales veremos que las fuerzas sociales de las que hablamos  no son sino las clases sociales, expresadas en el espacio de la política a través de una coyuntura  determinada (p.e. el conflicto educacional que puso en pugna el proyecto de la clase dominante con los intereses del pueblo). Es importante así entender que un análisis de coyuntura no se da en el vacío, sino que expresa una realidad actual que se hace posible a partir de un modelo de producción y dentro de una estructura social determinada (o sea en el marco del capitalismo y del modelo de dominación que éste implanta).





2  Clasificación de Helio Gallardo.


Ahora, la relación conflictiva entre clases en el sistema capitalista no se presenta de la misma manera en todos los niveles de la complejidad que supone el análisis de una sociedad determinada. Estos distintos niveles de complejidad dentro de la estructura social son los siguientes:

a) Nivel del modo de producción: Aquí las clases sicas se enfrentan en función de un determinado antagonismo derivado de la propiedad privada de los medios de producción; En este nivel de análisis hablamos de dos y lo dos clases sicas y antagónicas. Burguea y el conjunto de los explotados.

b) Nivel de la estructura social: Se trata de un nivel más determinado, aquí el conflicto entre clases aparece  ligado al desarrollo histórico de un modo de producción y de sus contradicciones (por ejemplo, en el marco de un modelo de desarrollo determinado).

c) Nivel de la situación social: En este nivel, que es ya el de la historia empírica contable, las clases se expresan como grupos de personas diferenciados, determinados no sólo por su adscripción de clase (clases, fracciones, estratos, capas) sino que por sus diferencias de ingreso, peso demográfico y ubicación  geográfica, educación, status cultural, trayectoria y presencia política, mentalidad, actitudes, etc.

d) Nivel de análisis de coyuntura: En este nivel, los grupos que componen clases, fracciones de clase,   capas  y  categorías  sociales  se  articulan  respecto  de  la  presencia  histórica  actual acontecimientos que presentan cambios que alteran el espacio político.

Estos distintos niveles de complejidad de lo social, nos permite distinguir algunos conflictos que podríamos  considerar  como  fundamentales,  cuyo  eje  es  el  conflicto  de  clases.  El  conflicto fundamental opone, en la estructura, a explotadores y explotados y este conflicto se prolonga en la situación y en la coyuntura bajo la forma de problemas particulares. De esta forma, el análisis de coyuntura debe considerarse como una ventana que desde un acontecimiento en particular, nos da la posibilidad de observar el conflicto fundamental de clases que hay tras de él.

En definitiva, el análisis de coyuntura se propone como una herramienta que permita comprender cómo se  manifiesta la fuerza de las distintas clases en el escenario de la política, entendido éste último como un  campo de confrontación y alianza. La manifestación de la fuerza actual de las clases en el escenario de la política puede estar ligada explícita y más o menos orgánicamente a un proyecto potico que puede estar  explicitado o, como ocurre las más de las veces con el bloque dominante, es implícito y aparece como naturalizado.

III. Análisis de coyuntura

Como ya hemos dicho, el análisis de coyuntura tiene como objeto específico la observación de la correlación de las fuerzas sociales. Pero este análisis no tiene como fin únicamente el conocimiento, sino  que  éste  es  utilizado  de  manera  instrumental  en  pos  de  la  inserción  eficaz  de  un  actor determinado, en nuestro caso del movimiento popular, dentro de esa correlación de fuerzas.

1. Objetivos del análisis de coyuntura
Los objetivos generales del análisis de coyuntura son:
a) Determinar la situación actual de las fuerzas sociales en el campo de la política;
b) Mostrar las distintas alternativas que pueden ofrecer las tendencias en su desarrollo, y c) Definir tareas políticas específicas al interior de las determinaciones coyunturales.


Los Objetivos específicos del análisis son:
a) Caracterizar el conflicto fundamental que define a la escena política en un momento dado;
b) Relacionar ese conflicto fundamental con la confrontación actual de las diversas fuerzas políticas (p.e. en quiénes hoy en día se representan las distintas posturas)
c) Caracterizar a los actores principales del conflicto fundamental, el escenario en que se
expresan, sus formas de articulación actuales y sus posibilidades de desarrollo;
e) Determinar y caracterizar las posibilidades de alianzas políticas de los actores principales y sus efectos posibles sobre el cuadro general y el desarrollo de sus tendencias.

2. Categorías internas del análisis de coyuntura
El análisis de coyuntura busca dibujar un cuadro vivo de la escena política actual de un país. Para ello dispone de elementos de ordenación internos, procedimientos de trabajo y técnicas. Dentro de
los procedimientos de análisis y ordenación de la información que surge desde la escena política debemos considerar los siguientes elementos:

a) Acontecimientos: El acontecimiento es un hecho que adquiere un sentido especial para un país, clas social,  grupo  social  o  persona.  El  análisis  de  coyuntura  distingue,  pues,  hechos  de acontecimientos, y determina a estos últimos por su inscripción en un proyecto.

b) Coyuntura o fase situacional: Se trata de un corte en el tiempo derivado de una necesidad de análisis. Los criterios que determinan este corte en el tiempo responden a cambios o modificaciones significativas que alteran el espacio político. Estos cambios o modificaciones pueden ser:

1) Modificaciones de las prácticas políticas de las fuerzas y actores hasta ese momento implicados en la escena;
2) Aparición de nuevas fuerzas o rearticulación significativa de las antiguas
3) Modificación de las relaciones de poder entre las fuerzas y actores en la escena política.

c) Escenarios:  Son los espacios materiales o lugares en que se desarrolla la acción social y política; por ejemplo, la escena de la política tradicional se constituye por las acciones abiertas, blicas, de los partidos políticos y del gobierno, esta escena puede localizarse en diversos escenarios. Cada escenario debe ser caracterizado en su particularidad; por ejemplo, desarrollar la acción potica en calles y plazas exige  una capacidad de activación de masas y tareas específicas que el escenario parlamentario no demanda.

d) Actores  políticos:  Actor  es  cualquier  instancia  que  desempeña  un  papel  en  una  trama  de relaciones. Un actor político lo es porque encarna una idea, una reivindicación, un interés, un proyecto, para una sociedad, grupo social, clase o país.
Los actores, por tanto, deben ser comprendidos por el alisis de coyuntura en los términos de:
1) Su realidad objetiva  (no la autoatribuida o la que se le atribuye ideológicamente), incluyendo aquí la viabilidad histórico-social de su proyecto;
2) Sujeto internamente articulado, por lo tanto, con diferencias, oposiciones y tensiones internas  que deciden, en buena medida, su fuerza política y, con ello, su capacidad para determinar el campo político.

e) relaciones de fuerza: Los actores se conectan en el campo de la política mediante relaciones de fuerza. La fuerza de un actor político consiste en su capacidad para alcanzar sus objetivos en una coyuntura  determinada. La capacidad para alcanzar esos objetivos es función, inicialmente, del grado de integración, autoconciencia y organización alcanzados por el actor político


3. Organización y procedimientos generales del análisis de coyuntura
A grandes rasgos, distinguimos 4 etapas en el proceso de análisis de coyuntura:
a) La recolección y organización  de la información  ha sidya  descrita  con algún  detalle  en apartados anteriores.

b) La discusión y construcción del análisis es el resultado de un proceso en el que participan directa o indirectamente todos los miembros del equipo de trabajo.

c) elaboración de un documento de coyuntura
El documento posee una organización general básica común y una especificidad que es función de la realidad política e histórico-social que analiza así como de las caractesticas
del grupo que lleva a cabo el análisis.

La forma general sica es:
1. Caracterización de la fase o coyuntura;
2. Caracterización de la escena política tradicional (Partidos políticos, clase gobernante);
3. Caracterización de la escena política amplia (grupos de presión, Iglesias, programas, etc.);
4. Caracterización del movimiento popular;
5. Caracterización de las condiciones internacionales (si procede).
6. Caracterización de la relación de fuerzas entre los distintos actores;
7. Determinación de las tendencias de desarrollo de la situación (hacia dónde va) y examen de sus diversas alternativas (perspectiva).
8. Ubicación en la coyuntura del grupo u organización que realiza el análisis (si corresponde), y
10. Tareas específicas (locales, regionales, nacionales, internacionales, orgánicas) demandadas por la coyuntura.





A FORTALECER LA ORGANIZACIÓN SOCIAL DE BASE
ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN

Equipo de talleres de autoformación,
Asamblea de primero de sociología. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario